Tras una denuncia efectuada por la distribuidora se inició una investigación judicial y se constató que un electricista no solo había adulterado el medidor de su casa sino que también ofrecía esta maniobra a terceros. Una condena anterior agravó su situación.

La empresa EDEN dio a conocer que un vecino de Mercedes había sido condenado a una pena de prisión efectiva por adulterar medidores de luz pertenecientes a la compañía. “Luego de una investigación enfocada en combatir el fraude eléctrico, la Justicia condenó a una persona, de oficio electricista, que ofrecía sus servicios para reducir el consumo energético a través de la manipulación fraudulenta de medidores”, hicieron saber fuentes de comunicación de la distribuidora. Agregaba la comunicación de además de realizar esta tarea para terceros, la empresa eléctrica constató, con acompañamiento de escribano público en el domicilio particular del sospechoso, que su propio medidor estaba adulterado, “configurándose de este modo el delito de estafa”. Con las pruebas colectadas, la distribuidora se presentó como denunciante penal y destacó la labor de la Justicia que dictó sentencia condenando al imputado como autor material penalmente responsable del delito de estafa, con condena de cumplimiento efectivo. “Cabe recordar que la manipulación de medidores e instalaciones eléctricas por parte de personas ajenas a la distribuidora y el uso de materiales fuera de la norma provocan un grave riesgo para la salud y la vida de los habitantes del domicilio o comercio con la posibilidad de incendios, cortocircuitos y daño irreparable de artefactos eléctricos”, añadieron desde EDEN que además alentó a los usuarios a regularizar su situación para evitar multas y sanciones penales y a denunciar a quienes ofrezcan este tipo de servicio.

Detalles

Protagonistas quiso ahondar en el caso y realizó algunas averiguaciones en fuentes judiciales para tener mayores precisiones. Se supo que en la jornada del 17 de febrero del corriente se dio a conocer en el Juzgado Correccional N° 4 del Departamento Judicial Mercedes el veredicto en el marco de un procedimiento de juicio abreviado contra un vecino (de 48 años, de ocupación electricista) de la localidad de Mercedes, por el delito de “Estafa”. El hecho ocurrió en 2018, siendo que el usuario de un medidor de consumo eléctrico de una vivienda de la zona céntrica de la ciudad de Mercedes, lo modificó de manera que se registrara menor consumo al real. “El servicio eléctrico es provisto por la Empresa Distribuidora de Energía Norte (EDEN), y tras sospechas del hurto de energía eléctrica  se convocó a inspectores técnicos que corroboraron la irregularidad. Se retiró el medidor y se colocó uno nuevo de función digital. Además, se pudo constatar que el imputado se dedicaba habitualmente a adulterar otros medidores, teniendo con ello un beneficio económico por dicha actividad”, informaron fuentes judiciales. Tras ello, desde la firma se efectuó la correspondiente denuncia penal y se dio intervención a la Unidad Funcional N° 3 del Departamento Judicial Mercedes, y se instruyó la causa con los elementos necesarios para arribar a la etapa de juicio. La Dra. María Teresa Bomaggio titular del Juzgado Correccional 4 de acuerdo a la  imputación sostenida por el Dr. Guillermo Lennard resolvió condenar al imputado a la pena de un mes de prisión de efectivo cumplimiento y costas, al encontrarlo autor penalmente responsable del delito de “Estafa”. Para arribar a dicha resolución se basaron en los diversos elementos que se adjuntaron a la causa. Para la jueza, el sujeto provocó “un perjuicio patrimonial a la empresa prestataria del servicio de energía eléctrica EDEN, razón por la cual debe responder por ello en calidad de autor”. No obstante ello, en octubre de 2017, el imputado había sido condenado por el Juzgado en lo Correccional N° 2 Departamental, como autor material del delito de “Desobediencia”, a la pena de tres meses de prisión de cumplimiento condicional, y costas. Dicha sentencia se encontraba firme y consentida al momento de comisión del hecho origen de la presente causa. Es por ello, que además, se dispuso la revocación de la condicionalidad de la sanción impuesta previamente. Como consecuencia de ello, terminó condenado como autor material penalmente responsable de los delitos de “Estafa y desobediencia”, todo en concurso real y se arribó a la pena única de tres meses de prisión de efectivo cumplimiento, la cual deberá cumplir en el establecimiento carcelario que el Poder Ejecutivo designe.

Loading

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre