Según datos oficiales del Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica bonaerense, 2.553.246 de visitantes eligieron destinos de la provincia para vacacionar durante las semanas de receso escolar invernal. Con esos números, aseguran, la provincia de Buenos Aires tuvo sus mejores vacaciones de invierno en seis años. Los resultados del relevamiento provincial, que incluyen a Mercedes como destino, demuestran el crecimiento en el número de turistas y visitantes recibidos en comparación con vacaciones de invierno de los años anteriores: un 24,9% más que en las de 2021, un 10% más que en las de 2019, un 3,7% más que en las de 2018 y un 6% más que en las de 2017. A su vez diversas localidades bonaerenses registraron una elevada ocupación hotelera durante los fines de semana de vacaciones de invierno, entre ellas San Antonio de Areco que fue una de las que mayor porcentaje tuvo, llegando al 95 %. En el caso de nuestra ciudad, los niveles fueron similares a los de 2019 y 2021. Según datos aportados por fuentes del área de Turismo, solo crecieron un 10 %. En el caso de la costa atlántica obtuvo cifras especialmente notorias. Según información de peajes de AuBASa, la cantidad de vehículos que viajó con destino a la costa durante estas vacaciones de invierno fue un 14,8% mayor que la registrada en el mismo período de 2019, antes de la pandemia.

Fines de semana 

El récord en las vacaciones de invierno marca una tendencia: la Provincia ya había registrado este año la mejor temporada de verano en 10 años. Como parte de su política de Turismo Todo el Año en Toda la Provincia, el Estado provincial lleva adelante distintas herramientas para desestacionalizar la actividad turística, como la realización de los Viajes de Fin de Curso en distintos destinos bonaerenses durante la “temporada baja”; como los subsidios a fiestas populares, que generan actividad en comercios, PyMEs y cooperativas regionales o como los créditos Provincia Turismo, entre otras políticas de fomento promoción e incentivos al turismo en la provincia. Para Mercedes la tendencia de crecimiento fueron los fines de semana. De acuerdo a los datos que manejó el Municipio hubo un fuerte incremento en la demanda gastronómica que no solo impactó en Tomás Jofré, sino también en Altamira y en locales del casco urbano.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre