Un inconveniente con la empresa  proveedora de gasoil motivó la suspensión de gran parte de los recorridos. Jueves y viernes fueron los días más complicados. Durante el fin de semana mejoró, pero desde la empresa adelantaron que si no existe una nueva entrega de combustible este lunes, la situación volvería a agravarse.

Una inusual situación deben afrontar desde hace días los usuarios a los servicios de la línea de colectivos Atlántida -57-, que producto de la falta en la entrega de combustible,  no tiene recorridos, fundamentalmente hacia la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La situación comenzó a agravarse el día jueves cuando cientos de pasajeros se quedaron varados en las distintas paradas, con el agravante que no tenían comunicación oficial de lo que estaba ocurriendo.

A partir de las quejas, y los reclamos ante medios de prensa local fue que se comenzaron a interiorizar los mercedinos sobre lo que estaba ocurriendo. “No estamos recibiendo combustible y por lo tanto, lo servicios no están corriendo” fue la poca información que se pudo conocer en un primer momento.

A partir de llamadas a la estación centralizadora de ómnibus de la ciudad es que algunos mercedinos comenzaron a anoticiarse también, que solo se daban servicios a cada hora, y solo con destino a la vecina ciudad de Luján.

Los días jueves y viernes fueron los más complicados, mientras que extraoficialmente indicaron que el sábado hubo algunos pocos servicios. La situación no solo impactó en Mercedes, sino también en los distintos distritos que recorre la Línea 57.

Para los mercedinos, el hecho de no contar con otras alternativas en cuanto a la frecuencia que tiene la empresa en cuestión, generó todo un trastorno, incluso hubo mercedinos que no pudieron concurrir a realizar sus habituales actividades.

Otros optaron por el tren  o las tradicionales combis, teniendo que habituarse a la menor frecuencia o abonando más el pasaje, respectivamente.

Durante el fin de semana, autoridades de la empresa informaron al medio periodístico lujanense El Civismo, la llegada de 36 mil litros de gasoil, lo cual permitía brindar parte del servicio del fin de semana, aunque adelantaron que de no recibir una nueva entrega de combustible durante este lunes, la situación podría agravarse nuevamente, con la posibilidad de nuevos recortes.

Si bien no se brindaron mayores detalles del porqué del conflicto, solo trascendió que se trata de un problema que existe entre la firma Atlántida y la petrolera que hace la provisión del combustible.

 

Consultar antes de salir

Desde el ámbito local, autoridades consultadas precisaron que ante esta problemática resulta conveniente hacer las averiguaciones en la Terminal de Ómnibus para conocer el estado de situación. Durante los últimos días el número de la estación centralizadora (420751) no ha parado de sonar, explicaron algunos de los empleados municipales, tornándose en una de las herramientas de información más importante para saber del estado de situación.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre