Se trata de uno de los elementos de prueba clave de la investigación. La pericia determinó una serie de defectos que motivaron la electrificación de la columna que finalmente se transformó en trampa mortal para Esteban “Chinchu” Rodríguez. La causa aún no ha sido recaratulada.

La investigación que se lleva adelante en relación a la muerte por electrocución de Esteban “Chinchu” Rodríguez, ocurrida el pasado 26 de noviembre, tuvo en el transcurso de la pasada semana las conclusiones del dictamen técnico realizado por uno de los peritos de la investigación,

En ese caso, las definiciones que surgen del informe son más que importantes según confirmó el propio Dr. Natalio Nicodemo quien acompaña a la familia de la víctima ante la Justicia.

“Se agregó a la causa el dictamen técnico que hizo el perito designado por la fiscalía, el ingeniero mecánico y electricista José Vitetta, quien hace una tarea muy completa, donde determina científicamente que pasó, lo cual es un aporte muy importante para la causa” explicó Nicodemo.

En el diálogo con Protagonistas, agregó que “es una pericia que señala que existen muchos defectos en esa instalación. El perito determina muy bien toda la instalación que esa esquina tenía, y para concluir la pericia que en esa columna, donde lamentablemente se produjo el fallecimiento de Esteban Rodríguez, no había una protección diferencial, que debía existir para evitar lo que pasó…”.

En el informe en cuestión, al que este medio puede acceder, el perito hace referencia a la inspección ocular, destacándose que, “hacemos notar que a pesar que se realiza cuando la anomalía eléctrica había sido solucionada, la empresa dejó en el lugar los elementos que provocaron el evento doloso”.

Sobre la descripción de la instalación eléctrica en el lugar, el perito manifiesta que “las instalaciones de las redes aéreas que se desarrollan en las ochavas Sudoeste y Sudeste de la intersección se ven desprolijas, y falta de cumplimiento de las normas que determina la Reglamentación para la Construcción de Líneas Aéreas de Baja Tensión”.

Suma a esto que “el lugar donde se produce el accidente es la columna de acero basamentada, que se encuentra mal emplazada (en el medio de la vereda; debería estar en la línea de edificación), se hallan unidas, con la columna de hormigón, por una antigua rienda conformada por un cable de acero trenzado desnudo, que de acuerdo a la disposición actual de las redes no presta ninguna utilidad y que lamentablemente constituyó la vía de la electrificación constituida por: cable electrificado, rienda de acero, cruceta de hierro, columna de acero, chapa de protección del cable subterráneo”. El informe continúa señalando como dato a tener en cuenta que “como nota de conocimiento, dicha columna de acero, al igual que un seccionador que se encuentra en su cima, deben haber sido instalados a mediados del siglo anterior”.

De acuerdo al peritaje realizado por el ingeniero Vitetta, el desgaste del aislamiento de uno de los cables fue uno de los motivos que originó la conducción de energía, llevando la misma hacia la columna en la que se produjo el incidente. Precisamente sobre la columna en cuestión, se indica que el cable subterráneo que sube en la misma está protegido por una chapa galvanizada moldeada. “Esta chapa se sostiene mediante abrazaderas a la columna de hierro y no está conectada a tierra. Todo lo que es hierro se encuentra cubierto por una capa de óxido”, señala.

 

Conclusiones

De acuerdo a las definiciones del informe elaborado por el perito, la electrificación que produce el accidente fatal se debe a distintas causas.

La primera marca un “Defecto en la instalación del cable aislado que apoya suelto sobre la rienda”. Además: “La rienda no se encuentra aislada en el amarre correspondiente a la columna de hierro”.

El tercer punto de las conclusiones del informe señala que: “La chapa galvanizada no se encuentra puesta a tierra”, mientras que un cuarto aspecto agrega que: “La protección del circuito eléctrico que produce la descarga no cumple con la correspondiente reglamentación”.

El ingeniero Vitetta fundamenta que: “Simplificando, el Sr. Rodríguez sufrió las consecuencias de un contacto indirecto con una parte de la instalación que no tenía puesta a tierra y cuya protección eléctrica no contaba con protección diferencial”.

 

Continuidad

Consultado el Dr. Nicodemo sobre la continuidad de la investigación a partir de la incorporación de este informe, precisó que “en el día de ayer tuvimos audiencias, donde también hemos aportado testigos, que son vecinos. El fiscal los está citando. La verdad que el titular de la Fiscalía 2 está trabajando muy bien y a fondo en la causa. Nosotros, como dijimos desde un primer momento, vamos a ofrecer todas las pruebas que encontremos y que debe tener la causa, como esta pericia que es muy importante”.

Para el Dr. Nicodemo, “acá no hay dudas que esto no fue un accidente, sino que con esta pericia técnica se marca que se pudo haber evitado, porque si tenemos un perito que nos está diciendo que era una instalación defectuosa, que no contaba con los elementos de seguridad correspondiente, no hubiese pasado…esto no es un accidente, es un siniestro, es un homicidio…”.

Por el momento la causa sigue estando caratulada como “averiguación causales de muerte” y en ese sentido el abogado consultado expresó que “es el fiscal quien sigue llevando adelante la investigación, nosotros nos limitamos a aportar elementos de prueba, y obviamente que la calificación, o de existir alguna imputación, la va a determinar la Fiscalía cuando esté toda la prueba incorporada. El fiscal está trabajando con mucha prueba que ya ha pedido y creemos que esta pericia ha sido muy importante”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre