El pibe mercedino de 15 años, que a principios de este año se fue a probar en su pasión el básquet, a Ferro, el gigante de caballito, tuvo  excelentes actuaciones y ya antes de obtener invicto el campeonato Sub 15 con su nuevos compañeros, le ofrecieron quedarse este año en la pensión del Club y continuar sus estudios en Capital, muy valorado por cuerpo técnico y autoridades del Club.

Evitará así tantos viajes como los que hizo en este 2021, tres días de entrenamiento y partidos los sábados, donde en varios se destacó en el juego, goleo y asistencias. Este año no solo será parte de la sub 17 sino que participará de entrenamientos de la liga desarrollo que es la reserva de la Liga Nacional, primera categoría del básquet argentino, donde milita el verde del oeste. Entrenará dos horas todos los días al subir de categoría por eso esta necesidad de “afincarse” en el Club y sumarse al plantel.

Juan comenzó en la escuelita de básquet del Club Estudiantes donde tuvo un breve paso hasta pasar al Club Quilmes. A la hora de elegir por superposición de horarios entre sus dos deportes preferidos el futbol y el básquet, se quedó con la pelota más grande y vaya si eligió bien, porque tiene un fantástico presente y un gran futuro. El  2018  fue su año consagratorio ya que fue convocado para jugar un provincial en Necochea y luego el Argentino en San Luis integrando el Seccionado de la Provincia de Buenos Aires.

Sufrió mucho el parate de más de un año por la pandemia pero volvió con total energía y lo demostró en la cancha perfeccionando su juego y en la decisión de iniciar esta nueva etapa, para la que le deseamos lo mejor!!! Felicitaciones!!!

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre