Durante la semana anterior transcurrió la de la Educación de Adultos que fue del 22 al 26 de noviembre y en el Día de la Educación de Adultos que es el 27 de noviembre, “queremos hacer llegar a la comunidad un poco de nuestra historia, revalorizar la terminalidad de los estudios primarios, secundarios y/o terciarios y la importancia de la escuela dentro de una unidad carcelaria”, señala una misiva enviada a nuestra redacción firmada por Valeria Isabel Bell, directora suplente del establecimiento. En la misma nos marcan una breve reseña histórica de la Escuela Primaria Nº 701, que funciona dentro de la Unidad Penal Nº 5 de Mercedes, cuyo modelo pedagógico fue sustentado en la Ley 1420 de Educación Común (obligatoriedad y gratuidad de la instrucción primaria). Señalan como fecha de inauguración el 6 de abril de 1903 cuando era denominada Escuela Nº 22. Posteriormente, con la creación de la Dirección de Educación Diferenciada, esta escuela pasó a depender de dicha Dirección, denominándose entonces, Escuela Diferenciada Nº 2 para Irregulares Sociales y luego Escuela Nº 502. “En este período se produce un significativo progreso en cuanto al sustento teórico del quehacer educativo con el importante aporte de las Ciencias Sociales (Sociología, Psicología, Criminología), conocimientos esenciales para la formación docente”, remarca. Describe luego que en el año 1978, las escuelas que funcionan en este ámbito, pasaron a depender de la Dirección de Educación de Adultos y Formación Profesional y este Servicio Educativo incorporó la nueva denominación: Escuela Nº 701. Poco después cita propósitos de la tarea docente en la misma que tienen que ver con que los alumnos logren aprendizajes, ayudar a evitar la reincidencia con la educación, acercar a los alumnos al conocimiento y ayudarlos a reflexionar sobre su vida personal y social, desde una mirada diferente. “Se constituye la educación en una herramienta que contribuye a la prevención del delito en tanto ayude a nuestros alumnos a descubrir nuevos proyectos personales, otros caminos, otras actitudes frente a la realidad y finalmente, comprender que el respeto a las normas es el mejor modo de convivencia posible, además de contribuir a la alfabetización de los adultos y promover la terminalidad de sus estudios”, expresan palabras del profesor Eduardo José Pisoni, quien es director  de la mencionada Escuela Nº 701.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre