“Hoy respiramos Don Usté”, confesó “Javo”. La banda grabará en Ramaphonic, donde se hacía el programa “Encuentro en el Estudio”; Tocaron en “La Gotera” y agotaron entradas.

La cita era en el lugar de ensayo: “Mitus Bar”, un sitio ideal para las bandas de rock locales. Donde luego de cada ensayo, los integrantes de las bandas intercambian experiencias con Lucas Mitarotonda, dueño de la vieja casa de la calle 22 casi esquina 25, que fue en su momento un pub de nombre “Hestia”, el “Pequeño Teatro Independiente”, “Oykos Bailable” y la casa del célebre Salvador Bavastro, mentor de la orquesta de tango que acompañó durante tantos años las movidas populares mercedinas.

Ensayaba un coro de ángeles de la religión evangelista, como música de fondo. Sus acordes celestiales se elevaban a su dios, en contraste con este grupo de ateos que le cantan canciones a los nativos. Una de sus temas reversionados es “Kolla en la Ciudad”, de Sergio Castro y Néstor Nea, fielmente interpretado por el folklorista jujeño Bruno Arias y bajado a Mercedes por Don Usté, quienes hacen reventar los equipos con un Adrián “Jeta” Bonavita en la batería, Javier “Javo” Heidel en el bajo, “Lolo” Santana en la viola, Juan Fiore en el saxo y Nicolás “Loru” Laurino en una voz similar a la del “Chizzo” Nápoli, cantante de La Renga.

Javier “Javo” Heidel es un laburante de la Municipalidad de Mercedes. De ancestros alemanes, vino hace un tiempo desde Carmen de Patagones, la ciudad más austral de la Provincia de Buenos Aires, y se instaló en Mercedes hace casi 30 años. Es el fundador de Don Usté y el más viejo de la banda, el guía o “Sensei” de los chicos. Como un papá adoptivo que los reta cuando se portan mal: “estos pibes me hacen renegar”, dice sonriendo, con anteojos, chiva, de un humor particular porque cuando habla de los proyectos de la banda se pone serio.

“Don Usté pasó a ser parte de la vida. De amigos, de familia y de la vida. Es para nosotros un símbolo”, confesó al principio de la entrevista. Y agregó: “A veces falta un poco de respeto en la sociedad. Falta más ´Don´ y menos ´Che´. No hablo del ´Che´ Guevara. Hablo del ´Che, boludo´. Más ´Usted´, ´perdone´, ´pase´”, al momento de significar el nombre de la banda.

Don Uste surge de una reunión de “Javo” con un saxofonista de nombre Mauricio “El Negro” Tabárez, a quien conoció en una banda anterior de nombre Sin Excusas, con quienes tocó alrededor de 4 o 5 años. Eran una banda estable en los encuentros de motos y tocaban un rock power que hicieron sonar por los alrededores de Mercedes. Ya las excusas se hacían evidentes y la banda se disolvió.

Así fue que empezaron a buscar músicos para armar otra cosa con “El Negro” Tabárez y Adrián Bonavita, el batero estable de Don Usté. Llamaron un guitarrista conocido del “Negro” y se reunieron los cuatro. Decidieron no encasillarse en un género. No querían ser como La Renga, una banda referente de Don Usté. Pero no son los únicos: Divididos, Sumo, Las Pelotas, Sokol solista, bandas de los ´80 nacionales y extranjeras y mucha influencia de bandas como Queen, los Stones.

“Yo no me siento el creador de todo esto”, confiesa “Javo”. Y agrega: “Porque hay mucho  laburo en equipo acá. La parte más especial de la banda es que todos escuchamos lo mismo y a la vez escuchamos cosas diferentes. Y hasta pensamos diferente. En el momento de hacer el tema, no hacemos todo lo mismo”.

El sábado 4 de septiembre se presentaron en “La Gotera”, un centro cultural ubicado en la avenida 29 y 42, en un clima lluvioso y frío post tormenta de Santa Rosa, luego de haberse frustrado la presentación en el mismo lugar donde ensayan, tras la intervención de los controles comunales. Sin embargo, la banda quería presentarse igual y agotaron las 50 entradas que vendían a un módico precio de 300 pesos. Una banda soporte fue el inicio de la noche. Zoe Heidel, la hija de “Javo”, se presentó por primera vez, acompañada por unos chicos de Luján que sonaban muy bien.

Don Usté viene creciendo. Ya firmaron con Ramaphonic, un estudio de grabación ubicado en la calle Sanabria 2576 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Es el estudio donde hizo su programa el mítico Lalo Mir y su “Encuentro en el Estudio”, programa de rock basado en el historial de las bandas consagradas como La Renga, Ciro y Los Persas, La Bersuit y otras tantas.

“Don Uste sería una forma de vida. Hoy respiramos Don Usté”, cerró “Javo” y se fue a ensayar con la banda que lo estaba aguardando afuera de la cocina de “Mitus Bar”.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre