Las autoridades del Centro de Rehabilitación del Lisiado-Mercedes tratan de generar recursos para poder equilibrar las cuentas. Los nuevos socios recibirían los beneficios de los distintos servicios que allí se brindan, con profesionales de distintas especialidades.  En agosto también pondrán en marcha otras acciones en la búsqueda de ayuda.

A través de una comunicación hecha pública, las autoridades de CERELMER decidieron la pasada semana lanzar una campaña de búsqueda de socios protectores para poder de esa manera abordar sin dificultades la continuidad de los distintos servicios que allí se brindan.

El Dr. Sergio Meny, quien en la actualidad se encuentra al frente de la institución indicó a Protagonistas que “CERELMER es una institución sin fines de lucro que desde su fundación a la fecha sigue funcionando con un plantel de profesionales, donde además de kinesiólogos también tiene muchas más especialidades, como fonoaudiólogos, terapistas ocupacionales, psicólogos, médicos, un montón de profesionales. En estos casi dos últimos años, por el tema de la pandemia, como todos lo sufrimos, las instituciones también han mermado muchísimo su nivel de ingreso porque muchos profesionales han tenido que dejar de trabajar por la misma pandemia, pero la institución sigue en funcionamiento y hoy estamos básicamente trabajando con un tercio de los profesionales. Esta situación produce cierta zozobra económica porque nosotros tenemos actualmente dos empleadas y todos los gastos operativos para poner en marcha a la institución, lo cual excede en estos momentos los costos con relación a los ingresos que tenemos”.

Añadió que no es la primera vez  que lanzan una campaña de socios, y dentro del Estatuto de la institución hay una figura denominada “Socios Protectores”, sobre lo cual hacen hincapié en esta búsqueda que se lanza. “El objetivo es el poder acercarnos a empresarios, comerciantes, y personas particulares que puedan hacerlo también, para ver si se pueden sumar y ayudarnos un poquito en este tiempo, para de esa manera poder volver a regularizar un poco las cuentas de CERELMER”, destacó Meny.

Consultado sobre el valor de la cuota de ayuda, destacó que en principio se apela a la voluntad de cada socio benefactor, si bien se pusieron valores a distintas categorías que van de los 500 a 2 mil pesos, más allá de estar abiertos a algún otro aporte.

Aquellos que deseen realizar un aporte se sumarían a la masa societaria de CERELMER, como “Socio Protector”, teniendo así los beneficios con los que cuenta el reto de los socios de la institución, que fundamentalmente se basan en descuentos en los distintos servicios de atención.

En el comunicado hecho público se explica que  “como toda la comunidad sabe, hace ya varios años que CERELMER atraviesa una situación económica difícil que le impide cumplir regularmente con sus obligaciones salariales e impositivas. Son ya un clásico, los tradicionales “guisos de lentejas” cuya recaudación se destina al funcionamiento y mantenimiento de la institución. Este período de pandemia ha limitado las posibilidades de recaudación de fondos con esta actividad u otras semejantes. Gracias a los aportes generosos de la Fundación Bigand, CERELMER ha logrado concretar mejoras edilicias impostergables y actualización de aparatología médica”.

 

Aporte

Aquellos interesados en acompañar a la institución en este difícil momento deberán comunicarse con CERELMER (teléfono 424648) y un cobrador pasará mensualmente a efectuar el cobro contra entrega del correspondiente recibo.

CERELMER (Centro de Rehabilitación del Lisiado-Mercedes) espera este imprescindible aporte y agradece la valiosa ayuda de la comunidad.

El Dr. Meny indicó que por el momento no existe la búsqueda de un determinado número de socios ya que en estos días se está realizando un balance para tener mayores precisiones. “Creo que si lográramos sumar unos cien Socios Protectores nos permitiría solucionar el problema” destacó el profesional.

Asimismo refirió que desde la entidad no es la única forma de intentar generar ingresos de recursos, ya que a la par se trabaja en un bono cooperación (o rifa) con sorteos para fin de año, donde existen distintos premios para los ganadores. Dicho bono saldrá a la venta durante el próximo mes de agosto, y a la vez también el próximo 7 de agosto se concretará el “clásico” guiso de lentejas que se concreta todos los años. En tanto para septiembre o en octubre, la jornada de venta de pizzas. “Son todas actividades que nos permiten generar recursos que nos ayudan a mantener a la institución”, resaltó Meny

Un dato importante que dio el profesional fue que hace unos diez años atrás, CERELMER contaba con el aporte de unos mil socios, y en la actualidad el número ronda los 300.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre