Los Cuerpos de Bomberos, a partir de la reciente normativa, gozarán de un régimen tarifario especial de servicios públicos. Además se implementa un sistema de reintegro del IVA que incluye la compra de unidades, equipamiento y hasta obras en los edificios de los servidores. Detalles de la flamante ley.

A mediados de semana se publicó en el Boletín Oficial y luego hubo un anuncio por parte de las máximas autoridades del Gobierno de la Nación. Sucede que finalmente es ley la norma que apunta al Fortalecimiento del Sistema Nacional de Bomberos de nuestro país. Algo que se venía reclamando, algo que se venía esperando y finalmente llega. La ley que llevará el número 27629 establece diferentes beneficios para los Cuerpos de Bomberos de todo el territorio argentino, y por supuesto que en Mercedes tuvo una muy buena recepción la novedad. Pues se contemplan cuestiones tales como Régimen Tarifario Especial de Servicios Públicos, algo que no se entiende cómo hasta hoy no contaban con ello. El artículo tercero de la ley se refiere al beneficio y expresa: “Las entidades beneficiarias gozarán de un tratamiento tarifario especial gratuito para los servicios públicos de provisión de energía eléctrica, gas natural provisto por red, agua potable y colección de desagües cloacales, telefonía fija, telefonía móvil en todas sus modalidades y servicios de las tecnologías de la información y las comunicaciones, que se encuentren bajo jurisdicción nacional”. Ese régimen tarifario especial es aplicable a las asociaciones y federaciones de bomberos voluntarios, al Consejo de Federaciones de Bomberos Voluntarios de la República Argentina y a la Fundación Bomberos de Argentina, como entidades conformantes del Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios establecido por Ley 25.054 y sus modificatorias, y a los inmuebles que funcionen de forma permanente como oficinas administrativas, cuarteles y/o destacamentos operativos. Se aclara que esos servicios públicos deben ser de calidad “y las condiciones del servicio público brindado a los sujetos del presente régimen sean equivalentes a las que reciben el resto de los usuarios”. Las prestadoras de servicios públicos deberán encuadrar en este régimen especial a las entidades y a los inmuebles mencionados con la sola acreditación de la personería jurídica otorgada por autoridad competente. Todo servicio que en un futuro sea considerado servicio público debe adecuarse al régimen tarifario especial aprobado por esta ley e incorporar la categoría “Entidad Integrante del Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios” en sus cuadros tarifarios. La ley que tiene alcance nacional invita a las provincias y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a adherir y reconocer la gratuidad en los componentes de la facturación de los servicios públicos bajo su propia jurisdicción. También contempla otro tipo de prestaciones y beneficios para los integrantes de los diferentes cuerpos.

 

Reintegro de IVA

Más adelante la ley habla de un Régimen de Reintegro del Impuesto al Valor Agregado. “Establécese un régimen de reintegro del Impuesto al Valor Agregado contenido en el monto de las operaciones realizadas por las asociaciones y federaciones de bomberos voluntarios, el Consejo de Federaciones de Bomberos Voluntarios de la República Argentina y la Fundación Bomberos de Argentina, como entidades conformantes del Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios establecido por Ley 25.054 y modificatoria, por las compras y contrataciones que, para el cumplimiento de su función, realicen en comercios registrados e inscriptos como tales ante la Administración Federal de Ingresos Públicos, entidad autárquica en el ámbito del Ministerio de Economía”. El reintegro creado incluye las compras de vehículos operativos y carrozados, equipamiento operativo, de comunicación, repuestos de vehículos operativos, materiales de construcción, mobiliario, combustible y lubricantes, equipamiento electrónico e informático y todo otro bien mueble de fabricación nacional, las locaciones y prestaciones de servicios y los trabajos realizados a través de terceros sobre los bienes inmuebles que sean propiedad de las entidades beneficiarias, entendiéndose como tales las construcciones de cualquier naturaleza, las instalaciones, las reparaciones y los trabajos de mantenimiento y conservación de los edificios. Asimismo, quedan incluidos las primas de los seguros automotor y de vida, y los trabajos realizados a través de terceros por reparaciones, mantenimiento y conservación de vehículos y demás equipamiento operativo.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre