Concejales del PRO pidieron explicaciones al intendente por la suspensión de la presencialidad

0

Presentaron los ediles Fraile y Mangoni, un proyecto donde le solicitan información concreta al Ejecutivo para que explique porqué las clases presenciales no se llevan adelante en Mercedes. El expediente pasó a Comisiones y llegaría a la sesión con despachos divididos.

La ciudad de Mercedes fue clasificada en Fase 2 por el Gobierno de la provincia de Buenos Aires. Dentro de las actividades no permitidas en esa situación sanitaria se encuentran las clases presenciales. El pasado lunes se concretó una reunión del Comité de Crisis donde se tomó la decisión de aceptar las condiciones que establece el semáforo bonaerense sin mayores discusiones. Horas más tarde se concretó una sesión del Honorable Concejo Deliberante, donde ingresó un proyecto de Juntos por el Cambio, firmado por los concejales Claudia Fraile y Gustavo Mangoni, reclamando por el regreso a la presencialidad, hecho que despertó una polémica en el ámbito legislativo. La resolución aludida propiciada por los ediles del PRO, atento a la suspensión del régimen de presencialidad de las clases, en el partido de Mercedes, por el término 14 días, del 31 al 11 de Junio y al desconocerse el plan de acción posterior a esa fecha. Aluden que el Ejecutivo decide, en base a la evaluación del riesgo sanitario y epidemiológico en nuestro distrito de manera concertada con el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, determinado por las resoluciones (Resolución N° 1555/2021 y ccs) que establecen el sistema de fases conforme a parámetros uniformes y generales; que a partir del día 31 de Mayo, “el DE estableció el retorno a Fase 2 de nuestro municipio, que entre otras medidas restrictivas suspende las clases presenciales en nuestra ciudad por el término de 14 días”. Destacan que las razones esgrimidas para adoptar esas decisiones es el riesgo epidemiológico que enfrenta nuestra ciudad, debido al crecimiento sostenido y preocupante de casos de COVID-19 en los últimos catorce días. Fundamentan que dar a conocer el nexo epidemiológico y la incidencia de los casos positivos en la población educativa deviene imprescindible para fundar la toma de dicha medida. Admiten que si bien la situación sanitaria en la que se encuentra nuestra ciudad es muy preocupante por el alto número de contagios diarios y de fallecidos, “según la evidencia con la que se cuenta hasta el momento, no parece ser el sistema educativo el que nos coloca en ese lugar”, dicen. Agrega el proyecto que sin mayores explicaciones sobre la particular incidencia relativa de la educación presencial en la propagación del COVID-19, “en nuestra ciudad se adoptó una medida que incide de manera drástica en la continuidad e inclusión en el sistema educativo de nuestros jóvenes”. En el debido resguardo al derecho a la educación exige la resolución que el Estado municipal “justifique de manera suficiente el uso de sus facultades para suspender las clases presenciales”. Para los concejales la suspensión de la presencialidad en las escuelas “no es razonable en tanto no se encuentra justificada… asimismo deviene imprescindible destacar que en Mercedes existen comunidades educativas con muy diferentes características territoriales y de densidad poblacional”. Hacen notar que “tanto en zonas rurales como algunas urbanas la conexión a Internet es muy deficiente y la escuela es el único ámbito mediante el cual los niños, niñas y jóvenes se socializan con su grupo de pares y desarrollan sus habilidades interpersonales”. La pretendida resolución solicita al Ejecutivo que informe resultados de testeos en instituciones educativas de nuestra ciudad, informe los criterios o parámetros locales tomados en cuenta para suspender el régimen de presencialidad dentro de la modalidad bimodal con la que se venía trabajando en el sistema educativo del Partido de Mercedes, entre otras cuestiones. En la sesión el expediente pasó a la Comisión de Legislación y Educación, donde se emitieron despachos divididos. El Frente de Todos y el Partido FE, reiteraron su negativa a la aprobación del mismo y consideraron que debía archivarse, aduciendo que las cuestiones sanitarias deben plantearse en el ámbito que para ellos corresponde y es el Comité de Crisis. En la próxima sesión se tratará el mismo que parece tener su suerte echada en virtud de la cantidad de votos que cada fuerza política tiene.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre