El Intendente Alejandro Federico estuvo esta semana en el predio del futuro Mirador, un espacio verde que, cuando vuelvan los días lindos, será una muy buena opción para disfrutar del aire libre.

Ubicado en la “curva del cementerio”, como se la suele identificar por estar a pocos pasos de ese predio, el Mirador consta de un triángulo verde que hasta ahora se encontraba en desuso y era propenso a poblarse de plagas.

Actualmente se colocó una plataforma elevada desde la que se pueden observar las puestas de sol, y se están agregando bancos y mesas rústicos construidos con durmientes.

La idea es que al pequeño predio solamente se pueda acceder a pie, y que sirva como lugar de encuentro cuando las limitaciones sanitarias al fin lo permitan.

Alejandro Federico destacó el emprendimiento de la Secretaría de Servicios Municipales que emprendió la refuncionalización del lugar apelando a un gasto mínimo y con muy buenas ideas, pensando en seguir recuperando espacios verdes para ser disfrutados por los vecinos.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre