Para la mayoría hoy es un día más. Para mí no. Hace 39 años era Jefe de una sección de tiradores en el cerro “Dos Hermanas” en las Islas Malvinas . Con 22 años de edad tenía a cargo 42 bravos soldados, casi todos “paisanos de la Provincia de Buenos Aires”. El más grande tenía 19.

Tuve, tengo y tendré  el honor inmenso de haber estado en esa situación , allí. La Patria me dio la oportunidad de salir a defenderla, y lo hice como lo hubiese hecho cualquier argentino que ocupaba mi puesto.

Pero el mayor honor que tuve, y eso es lo que me queda en el corazón, fue conducir argentinos de bien, amantes de su tierra, defensores acérrimos de su bandera y capaces de traducir a lo cotidiano el significado de la palabra Patria.

Defender la Patria, me enseñaron mis soldados, es defender a nuestros padres, a nuestros maestros, a los vecinos, a las instituciones , lo más cercano y enorme que nos rodeaba cotidianamente.

Esa era la sencilla definición en lo inmenso del significado de la palabra Patria.

Con estas sencillez pasaron los días de la guerra, con frio, con hambre, con angustia, con incertidumbre, esperando el desenlace final, aguardando que pase lo más terrible que le puede pasar a un hombre en esa situación, herir de muerte o morir en su posición.

Esos jóvenes argentinos defendían a sus pares generacionales y los representaron de la mejor manera. Nunca fueron chicos, siempre fueron Varones.

Esos valientes soldados volvieron con el deber cumplido. Los que quedaron en las islas, los que partieron después y los que en el anonimato están entre nosotros, todos cumplieron con su misión el de defender a la Patria.

Un párrafo espacial a los familiares que hacen el duelo a diario, soportando el dolor de la pérdida.

Estas palabras son apenas un sencillo homenaje a NUESTROS VALIENTES SOLDADOS y agradecerles eternamente el ejemplo que  dieron de patriotismo, con su sencillez, hidalguía y heroísmo.

Siempre recordaré, como hace 39 años, que los momentos más duros , en las peores condiciones y listo para entrar en combate, a modo de rezo todos susurrábamos la frase del himno “¡Oh juremos con gloria a morir!” Sepan quienes no estuvieron allí que así lo hicimos. Hoy no es un día cualquiera para mí… y quise compartirlo.

 

Aldo Franco

Veterano de Guerra

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre