El Municipio y el Consejo Escolar han informado sobre diversos trabajos que se están llevando adelante. Concretamente en el Jardín N° 909 de calle 16, 103 y 105 ubicado en el barrio Obrero, están realizando obras que tienen como objetivo adaptar el establecimiento para todos aquellos niños y niñas que tengan alguna discapacidad motora. Allí estuvieron recorriendo y observando las remodelaciones, el intendente Dr. Juan Ignacio Ustarroz; el presidente del Consejo Escolar, José Pisano; Ricardo Palacios, Consejero Escolar; Gabriela Fau, directora del jardín y la arquitecta, Roxana Urbina, quien está al frente de la intervención.  Durante la visita, el intendente Juan Ignacio Ustarroz celebró el avance de la obra de la plaza inclusiva que se está haciendo en este jardín, “toda una obra de accesibilidad al establecimiento, un trabajo muy importante que se viene desarrollando en articulación entre el Consejo Escolar y el Municipio”, aseveró el primer mandatario. El jefe comunal explicó que “el Municipio lo que hizo fue contratar una arquitecta para colaborar y contribuir en el avance de obra, porque muchas veces tenemos ese cuello de botella, donde la Provincia manda recursos y apoya a cada una de las escuelas de la ciudad, pero en ocasiones nos falta la capacidad técnica para llevar adelante cada una de las obras. Con la incorporación de nuevos profesionales estamos haciendo muchísimas obras, como lo hicimos siempre, en muchas escuelas, de manera conjunta con el Consejo Escolar, invirtiendo y apostando cada día a la educación”. Por su parte el presidente del Consejo Escolar, José Luis Pisano relató que “este es un jardín que tiene una matrícula que año a año va creciendo y que necesitaba la intervención tanto del Municipio como del Consejo, para brindar mejores condiciones”. “Este era un proyecto que tenía como objetivo, adaptarse para todos aquellos chicos que tuvieran alguna discapacidad motora. La idea es que tengan espacios de juegos con accesibilidad, porque contendrá juegos nuevos para que los chicos puedan disfrutar y además se reformuló todo el sistema de acceso del jardín, desde las veredas hasta la colocación de una rampa”, hizo notar el titular del Consejo Escolar.  La directora del jardín de infantes también ponderó el proyecto de inclusión, “nos encontrábamos que los nenes con discapacidad motora no tenían un espacio para jugar y es que de ahí surgió el proyecto, y verlo realizado es una satisfacción muy grande para toda la comunidad del jardín”.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre