Esta semana siguieron las tareas de poda en la ciudad, a cargo de la Secretaría de Servicios Municipales que encabeza Leonardo Belforte.

Según explicó el profesional, la poda se viene trabajando de manera continuada con el fin de responder a los pedidos vecinales, y establecer una dinámica de trabajo que permita adecuar lo mejor posible el arbolado existente y reducir el riesgo.

Este año se pudo programar la poda correctiva, fortaleciendo el trabajo del personal municipal con la contratación de empresas idóneas que trabajarán en cuatro sectores planificados: Un primer circuito se completó en la Av. Padre Brady, mientras que ahora se está avanzando en el sector del Centro. En las próximas semanas se continuará hacia dos frentes: El primero, en Suipacha Chico, y el otro en el Cementerio municipal.

Desde Servicios Municipales explicaron que los trabajos sobre Av. Brady, “tuvieron lugar a mediados de mayo, cuando comenzamos con la primera etapa que consiste en la intervención sobre el Arbolado Público. Estamos hablando de los árboles que se encuentran en las veredas. En este caso, luego de recorrer la avenida relevando el estado en el que se encontraban los árboles, entendimos que debíamos hacer algo importante para mejorar la situación. La especie más comprometida era el Acacia bola, que cubría gran parte del primer tramo de la avenida. Otro punto que hay que tener en cuenta es que en una de las veredas corre la línea de media tensión, lo que limita las especies que se pueden ubicar directamente debajo, por el riesgo que genera tener árboles que por su especie puedan crecer hasta alcanzar los cables, como es el caso de los Álamos”.

Según explicaron, “los árboles cumplen varias funciones en un núcleo urbano, desde aportar oxígeno y mejorar la calidad del aire, reducir el ruido, regular la temperatura, hasta producir identidad y belleza en un paisaje tan diverso como el de una ciudad. Para que esto suceda, debemos comenzar a cuestionar la manera en que intervenimos, sabiendo que nuestro punto de partida son los árboles tal y como los encontramos hoy. Lamentablemente, en la avenida, por el estado sanitario y su ubicación, la poda fue más invasiva, especialmente en el caso puntual de algunos de los árboles, que deberán ser extraídos en una próxima etapa. Luego se van a nivelar las veredas para poder plantar, con criterios acordes al espacio que tienen, para que con los años puedan crecer, y que las intervenciones sean mínimas. Para eso es importante elegir las especies adecuadas y de esa manera aprovechar los beneficios estéticos, sociales y ambientales tanto para nosotros como para nuestros hijos y nietos”

El manejo del Arbolado Público está reglamentado por ley provincial, incluyendo la poda, y es responsabilidad del Municipio regular y controlar esta tarea.

“En el caso de Padre Brady, la avenida ya comenzó a tener mejoras, con el cambio de las luminarias a LED, apuntando a una mayor eficiencia energética en el arco de la entrada con luces y pintura, y ahora avanzamos en el Arbolado Público” explicó Leonardo Belforte, quien asegura que, dado que estas tareas se están haciendo con un criterio distinto al que se aplicó durante muchos años, han sido muchos los vecinos que se acercaron a consultar sobre los trabajos: “les agradecemos a los vecinos que se acercaron y con muy buena predisposición se prestaron a dialogar sobre las tareas que estamos emprendiendo, y entendiendo que el objetivo principal que nos moviliza es trabajar para mejorar la ciudad”, dijo.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre