Este jueves Alejandro Federico se dirigió a la comunidad para informar que Suipacha seguirá en Fase 2, y lo hizo mediante un mensaje que, a tono con la situación actual de la ciudad con respecto a la pandemia, fue uno de los más firmes y directos. Desde el aumento de casos que se da a pesar de las medidas estrictas, pasando por el modo en que piensa manejar posibles nuevas restricciones que lleguen desde el Gobierno, hasta la situación del HOMEI y una enérgica condena al aprovechamiento político de la situación actual, el Intendente habló de varios temas que preocupan a la población.

Inicialmente, y respondiendo a la duda de muchos vecinos, Federico confirmó que “el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires nos informó que seguiremos en Fase 2. Era lógico que así fuera”

Luego, ya analizando la situación actual, dejó en claro que, sin dejar de trabajar en los cuidados para la gente, se va a tener en cuenta el hecho de que las medidas restrictivas no vienen dando los resultados que se esperaban: “No sé si el Gobierno Nacional tomará alguna medida extra a raíz de la situación actual. Si así ocurre, lo vamos a analizar junto al Comité de Crisis y las diferentes áreas del Municipio, pero esta vez también convocando a otros actores como Comerciantes, empleados, trabajadores de oficios. Un análisis muy completo de lo que significarían esas nuevas medidas si es que se toman. Las estadísticas marcan que, por más restricciones que se toman, la tendencia al aumento de casos positivos no ha cambiado, lamentablemente. Así que no nos da ninguna seguridad de que más restricciones puedan generar una baja en la cantidad de contagios. Esto lo hemos visto en Suipacha, pero pasa a nivel provincial y nacional también”

Con estas declaraciones, Federico marcó lo que podría considerarse un nuevo enfoque del tratamiento de la pandemia a nivel local, y lo remarcó basándose en los números de los últimos días: “Desde que aplicaron las nuevas restricciones ordenadas por el Gobierno, de 90 casos activos que había al día 22 de mayo, terminamos el día 9 de junio con 170. Aún con más restricciones en los nueve días que volvimos a fase 1, con la interpretación del Gobierno Nacional que entendía que eso iba a servir para bajar los contagios, eso no pasó. Luego fuimos a Fase 2, más restrictiva también, pero no nos representó un mejor resultado. Esto significa que, más allá de las restricciones que se puedan adoptar para mitigar la propagación del virus, seguimos dependiendo en mayor medida de la responsabilidad de cada ciudadano. Esto lo hemos dicho muchas veces, pero hoy se puede comprobar muy claramente”

El foco de los contagios, según coinciden en señalar los integrantes del Comité de Crisis, y ahora el propio Intendente, está centrado en las reuniones puertas adentro de las casas de familia, en las que se juntan personas no convivientes: “Esta gran cantidad de casos se compone en gran parte por familias enteras que aparecen contagiadas sin ser convivientes. Acá nos conocemos todos, y sabemos quiénes son parientes. Igualmente sabemos quiénes forman parte de grupos de amigos que se reúnen y luego dan positivo uno tras otro”.

Federico apeló a la responsabilidad individual en repetidas ocasiones, y también pidió honestidad a los vecinos: “Esta situación nos demuestra que, más allá de lo que cada uno puede decir, no todos cumplen con lo que realmente deberían. Analizando los casos, salta que hubo encuentros en los que se dieron los contagios, o ámbitos de trabajo en los que no se dieron los cuidados, o espacios públicos en los que se dan encuentros sin respetar protocolos. La suma de todas estas cosas lleva a que tengamos la cantidad de casos que estamos teniendo. Acá la prevención ya no depende de una disposición del Municipio ni del gobierno nacional o provincial, sino que depende de la decisión que cada uno toma, de cuidarse o no. Si todos nos cuidáramos tanto como decimos, no habría tantos casos. Pero los casos están. Entonces hay algo que no estamos haciendo bien”.

En la misma línea, Federico defendió su postura a favor de mantener las escuelas con presencialidad: “Creo que con los protocolos que se venían aplicando, se pudo haber seguido con las clases. Queda demostrado cuando,  a pesar de haber dejado de dar clases, tenemos la cantidad de nuevos casos que hoy tenemos”.

En un párrafo breve, Federico separó los tantos, marcando la diferencia entre las restricciones que, claramente no alcanzaron, y la necesidad de multiplicar los cuidados como única alternativa: “Ser más restrictivos, evidentemente no sirve. Estamos cansados, sin dudas. Necesitamos defender nuestra economía, seguramente. Pero si a todos esos pasos los damos sin tener los recaudos que tenemos que tener, vamos a seguir sumando casos”.

Por otro lado, defendió con números la tarea que se viene haciendo en cuanto a controles: “Controlamos de la mejor manera con los elementos que tenemos, actuando ante cada denuncia. Desde el 6 de mayo a la fecha se sumaron 114 personas que debieron pasar por Comisaría por violar las restricciones impuestas por el Gobierno Nacional. 8 reuniones fueron desbaratadas a partir de la denuncia. Para todo hay una justificación, pero ahora hay que priorizar los cuidados para frenar los contagios”.

El Intendente, una vez más manifestó su apoyo a la campaña de vacunación, marcando la importancia de la inmunización para terminar con la pandemia, algo en lo que viene perseverando incluso desde un principio, cuando muchos de sus pares desconfiaban de las vacunas. Aun así puso en perspectiva la realidad de Suipacha con respecto a este tema: “Todos estamos muy satisfechos por ver que en Suipacha sigue en marcha la campaña de vacunación, pero a la fecha sólo tenemos un 20% de vacunados con las dos dosis. Y lamentablemente la vacuna tampoco es una garantía ante el contagio. Sabemos de personas que se han dado la segunda dosis pero igual se han contagiado. Estamos a favor de la vacunación y valoramos el trabajo de los chicos de acá, aunque nos gustaría que fueran más estrictos ante los pacientes que tienen que demostrar los motivos por los que les corresponde recibir la vacuna, para que puedan recibir su dosis los que realmente tienen prioridad por su estado de salud. Sabemos que la llegada de las segundas dosis no es algo que dependa de la posta de Suipacha, pero creemos que es necesario que lleguen para que todos estemos más tranquilos”.

En otro orden, Federico, se refirió al Hospital Municipal, y la difícil situación que atraviesa el mismo a raíz de los contagios en su personal, al tiempo que rechazó enérgicamente la voluntad de politizar esta situación: “Se habla del colapso del HOMEI. Esto es una realidad. Hoy tenemos contagios en choferes, en parte del personal de enfermería, de limpieza. Son trabajadores que están cumpliendo aislamiento. Trabajar en salud no los hace inmunes. Eso nos lleva a tener que reordenar la tarea constantemente y puede derivar en el retraso en la atención a algún paciente. Cuando se habla de colapso, se habla de estas cosas. No se trata de tener una cama más o una cama menos. El personal de salud ocupa un rol muy importante. Pero lamentablemente, muchas veces estas situaciones se aprovechan políticamente. Lo estamos notando. Estamos a pocos meses de una nueva campaña, y la verdad que ir por ese camino, aprovechándose de la situación de pandemia, para tratar de sacar un beneficio político, desinformando, criticando a los que trabajan, demuestra la pobreza que va a tener la próxima campaña política, porque así va a ser si vamos a competir de esta manera, involucrando en esto a personas como los trabajadores de salud, que nada tienen que ver con la política. El esfuerzo que ponen cada uno de los trabajadores de salud es enorme, y sin embargo por una cuestión política se lo pone en tela de juicio”.

 

En la región las estadísticas con leves bajas

A la espera de las nuevas medidas que definirá el gobierno nacional en distritos cercanos a la localidad de Suipacha, los números de contagios muestran una pequeña baja.

En ese caso, en Mercedes descendió el número de nuevos contagios aunque es preocupante el número de fallecimientos. En lo que va de junio, en la vecina ciudad se ha producido la muerte de 17 vecinos, a la vez que los contagios aminoraron su aparición.

En Chivilcoy, también el número de fallecidos es alto. Este jueves se confirmaron cinco muertes, y en lo que va de la pandemia ya murieron 184 vecinos. Entre martes y miércoles se registraron 112 casos, mientras que a lo largo de la pandemia, el número de vecinos que han enfrentado el virus llega a los 7081.

En San Andrés de Giles este jueves se confirmó la muerte de un vecino como portador del virus (el tercero en lo que va de la semana).

La cantidad de contagios diarios sigue siendo elevada.  El Hospital sigue trabajando con alta ocupación. Actualmente hay 27 pacientes internados: 24 están siendo atendidos en el área de COVID y 3 en la Unidad de Terapia Intensiva.

Desde que comenzó la pandemia registró un total de 2.631 casos, de los cuales 263 están activos en este momento, 2.302 se recuperaron y lamentablemente 66 vecinos murieron luego de contraer el virus.

Con respecto a Navarro, tiene actualmente 173 casos activos, mientras que dicha localidad cuenta con 30 fallecidos en tiempo de pandemia.

Carmen de Areco cuenta hoy con 75 contagios activos, y la muerte de 51 vecinos desde el inicio de la pandemia.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre