Ubaldo Dulevich Uzal (“Cuclin”)

0

A raíz de una afección que se prolongó durante varios años, falleció en su domicilio, Ubaldo Dulevich Uzal; apreciado convecino, más conocido en realidad por su sobre nombre “Cuclin”.

Uno de los tres hijos de la recordada figura política de Don Miguel Dulevich, hermano de “Cucla” y de “Peti”; quien en julio próximo hubiera cumplido 88 años.

Terminados sus estudios en el Colegio Nacional, su vocación se inclinó por la actividad mercantil, y después de varias experiencias empresariales, con motivo de su temprano conocimiento sobre la cría de caballos puros de carrera  -siempre su afición-; fue convocado por la firma exportadora “Carganado”, en cuya representación realizó un periplo por varios países de Centro América, cuando sólo tenía 23 años de edad, a efectos de la promoción de productos argentinos.

Joven aún, su espíritu de emprendimiento y visión comercial, lo llevaron a impulsar la constitución de una sociedad, que asumió la representación oficial inexistente en Mercedes, de “IKA” –“Industrias Kaiser Argentinas”-, acompañado en el emprendimiento, por un grupo heterogéneo de mercedinos que confiaron en sus dotes profesionales y su liderazgo.  Cabe señalar que dicha Compañía producía un abanico de diferentes modelos de vehículos, asumiendo un vanguardismo fabril del sector automotriz en todo el país, que se prolongó durante un extenso lapso, culminando con el recordado éxito deportivo del Torino, que sentó sus reales hasta en las pistas europeas.

Además de precursor, fue Cuclin Gerente General de la concesionaria, que funcionó durante  largos  años,  en  las  amplias  instalaciones de la esquina de 29 y 18 y de la que era sin duda, el alma de la empresa.  Desde dichas tareas, su empeñosa dedicación lo llevó a alcanzar un record de venta zonal de unidades, en el marco de un concurso organizado por la empresa, en que resultó premiado con un viaje de perfeccionamiento a la planta matriz de los EEUU. Con el tiempo fue también y simultáneamente, concesionario en San Andrés de Giles y en Chacabuco.

No dudó nunca en restar tiempo de sus ocupaciones profesionales, para desarrollar una intensa actividad social, participando de diversas Instituciones locales sin fines de lucro, en nombre de su espíritu comunitario y la solidaridad que lo caracterizaba. Era el único Socio Fundador del Club de Leones aún con vida. Fue también Directivo entre otras entidades, del Aero Club Mercedes y socio vitalicio del tradicional Club Social y Deportivo Mercedes.

Era Cuclin una persona popular y querida; dueño de una personalidad afable y cordial, de natural simpatía que cosechaba amigos con facilidad.

Se casó con Matilde Elena Bereterbide -poco después de que se recibiera de Maestra en nuestra Escuela Normal-, y fueron siete los hijos del matrimonio, que le prodigaron un numeroso conjunto de nietos, a quienes –retirado de sus negocios-, se dedicó con amorosa entrega.

Llegue a su familia nuestras condolencias, por la desaparición de un convecino reconocido por su buen nombre y la pasión localista por el pago que lo vio nacer.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre