El “Negro” Petrosini no se olvida

0

Sus títulos en Del Progreso y con mayor resonancia en Trocha  marcaron su carrera. Falleció a los 86 años habiendo iniciándose en Defensores de Belgrano para pasar por Vélez y Estudiantes más la Selección de la Liga.

Días atrás, a causa del Covid 19, falleció Heriberto Arnoldo Petrosini, más conocido como el “Negro”. Quien pese a su posición en la cancha, defensor, fue autor de importantes goles durante su carrera en la Liga Mercedina de Fútbol. Nacido un 12 de agosto 1934 fichó inicialmente con 12 años en  Defensores de Belgrano, donde jugó en Quinta y Cuarta para llegar a Primera donde jugó durante 4 años.

Llegó a ponerse la camiseta de Vélez y siendo tentado por un equipo Carmen de Areco acordó con Estudiantes teniendo luego la salida del “Pincha”. En su regreso a Mercedes, ya en 1969, se sumó a Del Progreso y en el 70 fue campeón, luego llegaría el regional que no pudo afrontar por lesión y en su reemplazo estuvo Raúl Gaiera.

El año 1971 dejaría marcado a fuego su paso por  Trocha, lo convencieron de no abandonar el fútbol y ello le traería una gran alegría. En la final frente a  Gimnasia los de la “Carbonilla” perdían por 3 a 1, parecía todo definido hasta que a los 40’ del segundo tiempo el “Negro” descontó de chilena y a los 44’ anotó el gol del empate de cabeza, 3 a 3.

A Gimnasia se le vino la noche, Trocha motivado con el empate a los 2’ del tiempo suplementario aportó el cuarto de tiro libre que sería el título, primero y único hasta la actualidad.  Petrosini jugó un año más y empezó a vérselo en torneos barriales, antes también fue parte de la Selección de la

Liga Mercedina.

En tiempos no muy lejanos, en 2008, fue reconocido por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires en el marco del “Día Internacional de las Personas Mayores de Edad” conjuntamente con la Municipalidad de Mercedes, en ese entonces con Carlos Selva como Intendente y Julio Cámpora como Director de Deportes.

En las redes sociales muchos vecinos expresaron su pesar por el deceso del querido “Negro” o “Petro”, donde más allá del deporte, destacaron su calidad humana, un señor con todas las letras, un maestro en la electromecánica, de una inteligencia superior, un referente en el oficio como en la vida, de un decir siempre pausado y cordial, amable, honesto, su sonrisa de buen campechano, que seguramente ya seguirá cultivando la amistad reencontrándose con tantos amigos como “el Monjo” como tanto le gustaba. Que brille para él la luz que no tiene fin.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre