Jardines piden suspender el pago de impuestos, recibir el ATP y vacunación

0
Los jardines maternales y de infantes privados en su peor momento: piden “ayuda estatal concreta” para evitar que muchos cierren sus puertas.

La Junta Nacional de Educación Privada y la Asociación de Institutos de Enseñanza Privada de la Provincia de Buenos Aires solicitaron “una pausa de nuestras obligaciones, la suspensión de compromisos impositivos, laborales y previsionales, y recibir el beneficio del ATP y la vacunación para los empleados del sector”.

Desde el año pasado con el inicio de la pandemia, según un comunicado del sector, se calcula que cerraron 65 establecimientos. Ahora, bajo el lema “El Nivel Inicial es esencial”, ambas entidades lanzaron una campaña para hacer público viven su peor momento y salieron a pedir “ayuda estatal concreta” para evitar más cierres de este tipo de establecimientos.

“Todos los jardines, en especial los maternales que educan niñas y niños de 45 días a 2 años, están atravesando la peor crisis sanitaria de nuestra historia, situación que trae de la mano una grave crisis económica para el sector”, se indicó este viernes, cuando se conmemora el Día de los Jardines de Infantes y el de la Maestra Jardinera

“Frente a esta realidad y para acompañar el aislamiento social que nos exige el gobierno nacional, solicitamos una pausa de nuestras obligaciones, la suspensión de compromisos impositivos y juicios de AFIP, aportes laborales y previsionales, el beneficio del ATP para nuestros empleados y la inclusión en el Repro 2 de las actividades 851010 y 851020”, se indicó en la misiva.

Además, exigieron “la vacunación para todo nuestro personal docente y no docente para la vuelta al jardín de la manera más segura posible. Sólo así podremos seguir adelante con nuestras instituciones educativas que acompañan la educación de miles de niñas y niños y que son sostén de tantas familias argentinas”.

“En este contexto de pandemia mundial, el cierre de un nuevo jardín, afecta a la educación del país, a niños y niñas que no pueden ser educados, la pérdida del derecho a la inclusión de niños con condiciones especiales, quedando todos fuera del sistema,  afectando a las familias en sus tareas laborales y de crianza, y la pérdida de fuentes de trabajo profesional genuinas”, se indicó en un comunicado, donde se informa que desde el inicio de la pandemia aproximadamente 65 establecimientos cerraron sus puertas.

En este marco, el secretario ejecutivo de la Asociación de Institutos de Educación Privada (Aiepba), Martín Zurita, dijo que “entendemos las medidas desde lo sanitario, pero los ingresos son casi cero para los maternales y jardines de nivel inicial”.

“Se está generando un escenario peor al que vivimos el año pasado”, dijo el dirigente, quien alertó que “si no reciben una ayuda estatal urgente, muchos maternales van a cerrar como el año pasado. Hoy tienen que pagar sueldos, gastos, alquileres y compromisos pero no tienen ingresos”. (DIB) FD

 

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre