Iván Vajngerl

0

“Extraño las picadas con amigos en los bares de Mercedes”

Por Fernando Pachiani

Es ingeniero agrónomo. Viajó a México en el 2012 a estudiar una maestría. Fue contratado por la empresa Corteva AgroSciences para la venta de agroquímicos a los distribuidores de ese país. Hoy es el Gerente de cuentas de la empresa y atiende cinco estados.

 

Los años en Mercedes

“Yo soy del barrio San Francisco de ahí cerca del Martín Rodríguez – cuenta Iván y estudié toda la vida en el Colegio Parroquial desde jardín hasta que me recibí en el 2003 y mi grupo de amigos fue el mismo grupo de Federico Dinova, Sebastián Charaf, Seba Jáuregui, Facu Cassiani, después se fueron incorporando Forna, Mace, Tomi Morrow, Maurito Lambert, y otro gran amigo que es Cocote Despalanques, Matías Ordóñez, que es mi primo, y Marquito Mataza. Mi mamá que es Graciela Duhalde y mi viejo Alberto Vajngerl, y mis dos hermanas Sabrina y Agustina. Aprovecho a mandarle un beso a todos, a toda mi familia y a mi sobrinito Felipe.  Con todos mis amigos siempre estoy en contacto, hoy en día el WhatsApp nos permite estar muy al día, hacemos llamada de zoom para el cumpleaños o para algún evento importante, tratamos de todos los días estar hablando algo, así que sí, es muy bueno.

Cuando me preguntan de dónde soy, digo que soy mercedino, después aclaro que es de la provincia de Buenos Aires. Lo que yo extraño de Mercedes es que, es una ciudad que tiene un encanto, poder pasear por la 25, ir a un bar a la tardecita a  comer una picada con amigos en diferentes bares, ir a las casas quintas en los veranos, o disfrutar con los amigos de un buen asado. Acá el asado anda bien, en Monterrey le dicen “carnes asadas”, pero los cortes son muy diferentes. Me tocó hacer un asado para un cliente, para 100 personas en las fiestas de  fin de año y salió muy bien, tal fue así que al año siguiente lo hice de nuevo. Yo me esmero en comprar un buen corte, pero acá no sé si lo valoran jaja. Por ser argentino, tenés que saber hacer asado y jugar al fútbol”-dice.

 

 

La maestría o el amor

“Cuando terminé el Colegio Secundario en Parroquial, me fui a estudiar a la Universidad de Luján, la carrera de Ingeniero Agrónomo. Terminé la carrera en el 2008 (de cursar), y en el 2009 sale la oportunidad de un intercambio a España, y me fui, y ahí conocí a muchos amigos de todo el mundo, entre ellos gente de México, ya que conocí a mi actual esposa, ella fue en gran parte el motivo, ya que es mexicana. Dije o voy o se termina. Ella se llama Dulce María, y es de Monterrey.

Regresé de España, comencé a trabajar en Mersagro, como vendedor de agroquímicos, y mantuvimos una relación a distancia, y cuando salió la oportunidad de hacer esta maestría, me vine a México. Por eso digo un poco la maestría y otro poco el amor me trajo a México.

Gracias a la empresa Dow conocí la palabra biotecnología. Tuve la oportunidad de ser becado en una Universidad de México y me fue bastante bien.

Con mi señora, como dije, nos conocimos en España, ella también se había ido de intercambio por un año, y yo sólo por seis meses, y después continuamos la relación. Actualmente no tenemos hijos y llevamos cuatro años de casados. Cómo hemos tenido que viajar mucho por mi trabajo, en diferentes ciudades, ella tuvo que renunciar a su trabajo, pero está buscando uno nuevo. Yo la verdad que trabajo bien. El nivel adquisitivo de México es bueno, y lo que gano nos alcanza para vivir muy bien, mi sueldo me alcanza para pagar la casa, un autito y poder viajar una vez al año a Argentina, acá nos rinde la plata. Fíjate que cuando yo llegué acá el dólar estaba 12 pesos y hoy está 22. Y en ese mismo momento en Argentina estaba a cuatro pesos y hoy está 130 o 140. ¿No? Es un poco más estable.

 

 

 

La adaptación al país

“Los mexicanos como casi todos los latinoamericanos son muy parecidos a nosotros- dice Iván. Son muy amables, te reciben con los brazos abiertos. Lo que tienen los mexicanos es que les encanta comer a toda hora, con mucho picante (por suerte a Dulce no le gusta mucho lo picante, creo que yo como más picante que ella, se ríe)  y por todo hacen fiestas: el día de la Independencia hacen una gran fiesta.

Los casamientos duran más de un día.  Tuve la suerte de asistir a uno, y también el mío. Le llaman “tornaboda” al día siguiente y siguen tomando y comiendo.

Acá nos casamos por civil con una reunión chiquita, pude traer sólo a mi papá y mi mamá, y planeamos una boda en Argentina en Santa Elena, con todos mis amigos de allá y fue parte de la familia mexicana de acá. Porque no íbamos a poder coincidir todos, entonces hicimos dos casamientos chiquitos. Lo hice coincidir con el casamiento de Ardilla y pudimos estar ambos en nuestros casamientos, con las familias.

 

Juego de palabras

“Alguna palabras acá son muy fuertes – cuenta Iván. Por ejemplo “cajeta”, una vez me llamó la atención que me ofrecieran un postre  con cajeta y bueno es un dulce de leche, hecho con leche de cabra. También con la palabra “pija”, que acá es un tornillo de punta que no lleva tuerca. Estaba ayudando a una señora en un restaurante y ella les preguntaba a sus empleados, si habían traído las “pijas”, cosa que me causó mucha risa. Para ellos la palabra “mamadera” es bastante fuerte acá, tuve que explicar lo que era, porque ellos le dicen el biberón. Acá es otra cosa jaja (risas).

Con el tiempo se ve fueron pegando algunas palabras. Pero la gente acá no me entiende mucho porque dicen que hablo muy rápido, que mi acento argentino está muy marcado. Pero yo creo que son más las palabras que el acento”.

 

El día que River casi lo repatria

“Esa anécdota es maravillosa- cuenta Iván. Mi esposa me hizo una linda sorpresa y me preparó un video para que festeje con mis allegados, y mi amigo Mauro Lambert me consiguió saludos de jugadores de River, ya que ambos somos de River, y algunos nos ignoraron, la mayoría, pero consiguió de Diego Armando Barrado, Pablito Aimar. Y Maurito que tiene un contacto que tiene llegada con  la dirigencia de River  consiguió saludos del arquero Sodero y de Javier Claut pero lo interesante es que ellos pensaban que yo estaba varado por el covid en México, y me decían en el mensaje: que me quedara tranquilo, que iban a hacer todo lo posible para traerme de regreso a Argentina… (risas) Se armó toda una movida, casi se me cumple el sueño que la dirigencia de River pidiera mi transferencia, pero no precisamente para jugar jajaja. Nos moríamos de risa”.

A propósito  ¿te gusta ir a ver fútbol en México?

Yo trato de ver a River siempre que puedo, es algo que extraño, prender la tele y poder ver los partidos. Pero acá en México, he ido a ver al Monterrey, a Los Tigres, incluso tuve la suerte de que me tocara ir a ver la Copa Libertadores, el partido de Tigre vs. River, obviamente fui del lado de River, y hasta me entrevistaron en Fox sport. Acá en el centro del país fui al estadio Azteca, que fue donde Maradona hizo el famoso gol, un estadio impresionante, a ver al Club América, he conocido el estadio “Las Chivas” de Guadalajara. Acá hay un equipo local “Celaya” se llama, que también lo fui a ver…  Me falta conocer el estadio de Querétaro, se llaman “Los Gallos” de Querétaro, pero no soy hincha de ninguno, soy hincha de River. Me conecto por internet para ver los partidos, por suerte los partidos es lo único que puedo ver.

 

Los proyectos

“La verdad que estoy muy bien acá en México. Querétaro es una ciudad en la que creemos que podemos hacer una vida acá, es una ciudad muy segura y cómoda, digo que es seguro porque seguramente ustedes allá en Argentina en las noticias escuchan que México es un país muy complicado en cuanto a la violencia,  y en cierta parte es cierto. Pero acá donde vivimos estamos muy tranquilos.

Claro que las ganas de volver no se van de mi cabeza, pero bueno veremos qué pasa. Trabajar en esta empresa me hace pensar que me puedan dar algún cambio para irme hacia allá, porque sé que allá está muy bien posicionada.

La empresa tiene la matriz en Bs. As. y he pedido el traslado varias veces, pero tuve la mala suerte de que ya pasé por 5 jefes diferentes en 4 años que estoy en la empresa, y nunca se puede completar el pedido. Ahí sigo en la lucha. Es una empresa a nivel internacional, está en todos los países desarrollados, y en Argentina está muy desarrollada, y espero que en algún momento salga”.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre