Cuando aparecen dificultades en la masticación es necesario realizar ciertas adaptaciones o procesos culinarios para lograr aquellas texturas adecuadas. Por ejemplo, ¿cómo podemos seguir disfrutando de un básico de nuestra alimentación como es el pan o de un bocadillo con textura de fácil masticación? Aquí les dejamos nuestra deliciosa propuesta de pan al vapor, apta para este tipo de textura adaptada.

Consejitos
1 – Se puede hacer la masa a mano o con un robot de cocina.

2 – Es preferible comer los panes recién hechos para que conserven su textura blanda.

3 – Se puede variar el relleno con un picadillo de verduras, carne picada con salsa o queso tipo crema.

Ingredientes

150 g de harina 000

45 ml de leche

25 ml de agua templada

10 g de levadura fresca

10 g de azúcar

10 ml de aceite de oliva virgen (o girasol /o maíz)

3 g de levadura química  (seca)

3 g de sal

Para el relleno

Pechuga de pollo

Mayonesa

Sofrito de tomate y cebolla

Salsa de soja

Preparación
Mezclar la levadura con el agua templada hasta que se disuelva. Añadir el aceite y remover.

Pasar la harina por un colador.

Poner el resto de los ingredientes en un bol, mezclar un poco e ir añadiendo la mezcla de agua, aceite y levadura mientras se amasa todo.

Amasar hasta que la pasta quede homogénea y no se pegue.

Pintar un bol con aceite y poner dentro la bola de masa, taparlo con un paño o plástico alimenticio y dejar fermentar en un lugar cálido y húmedo durante 45 minutos, hasta que haya doblado su volumen.

Sacar la masa, trabajarla formando un cilindro y cortarla en ocho partes iguales. Darle forma redonda de panecillo y dejarla reposar encima de una bandeja durante una hora cubierta con un plástico alimenticio para que no se seque.

Poner las bolas encima de un papel de horno y cocerlas al vapor durante 6-8 minutos.

Para el relleno, picar el pollo muy pequeño, aliñarlo con un poco de soja y mezclar con el sofrito de tomate. Añadir un poco de mayonesa para que quede cremoso.

El vapor puede ser en una vaporera de bambú o metálica o en una cacerola con agua caliente y un colador con papel manteca arriba

Esta receta ha sido extraída de la “Guía práctica: cocina de fácil masticación”. Un manual desarrollado por la Fundación Alícia, con el apoyo de la Agencia de Salud Pública de Catalunya

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre