La esquina de 29 y 32 es una nueva opción en las mañanas y tardes de la ciudad. Productos como waffles, pancakes, medialunas calientes y tortas son algunas de las novedades a disposición de los mercedinos. El proyecto generó una inversión y mayor posibilidad de trabajo.

Producto de  la pandemia y reinventarse ante la nueva realidad es la que ha motivado que la firma Bar Laurino haya decidido desde hace pocos días ampliar sus diferentes servicios. Es así que ahora el desayuno y la merienda son también una opción para visitar la esquina de 29 y 32.

Oscar junto a Marcela –encargados del lugar-  contaron con mucha satisfacción el poder brindar una nueva opción a  la comunidad en relación al servicio gastronómico de la empresa. “Estamos abriendo camino en estos tiempos de pandemia, buscando alternativa más que nada. Nosotros veníamos del bar, del almuerzo, de la cena, con horarios más cortos; y bueno, ahora hemos decidido explotar desayuno y merienda” narró Oscar.

El hecho que atento a las restricciones de la pandemia los vecinos deban buscar otros momentos de salidas, de encuentros, genera que las mañanas y las tardes sean una buena opción para encontrarse y allí esta propuesta que Laurino sea un espacio con buenos servicios. “La verdad es que son horarios en los que la gente se anima a salir” precisaron.

Para llevar adelante esta propuesta la firma comercial tomó la decisión de hacer un esfuerzo económico, generando por un lado mayor trabajo para los empleados y a la vez invirtiendo en equipamiento necesario para este nuevo emprendimiento.

“Tenemos una chef que venía haciendo platos de cocina y ahora ha comenzado a diseñar y elaborar lo que es mesa dulce, tortas y demás” cuenta Oscar.

Por su parte Marcela manifestó que desde la puesta en marcha de este nuevo servicio, las puertas de Bar Laurino se abren desde las 7 horas de cada jornada.

Entre las novedades se destaca una gran variedad gastronómica, que van desde las clásicas medialunas calientes a otras alternativas como tostados o también el desayuno americano con yogurt, granolas, frutas, huevos revueltos, etc.

Para las tardes, se agregan waffles, pancakes y otras sorpresas.  Además la posibilidad del servicio de té en hebras. “Esto es algo distinto que quisimos sumar”, explicaron.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre