“Lo que estoy viviendo es un sueño”

Por: Lautaro Riolfo (lautaroriolfo@datoposta.com)

De muy chico daba que hablar en Mercedes por su manera de jugar al tenis. Era hábil, con golpes potentes, buen servicio y cada año que jugaba su experiencia crecía al igual que sus títulos. Mencionar a Thiago Pernas en la actualidad es hablar de la mejor raqueta mercedina que hoy, con el paso del tiempo, y a sus 19 años, se destaca en Estados Unidos

Su comienzo en la Liga de Padres de Familia junto a los profesores Hernán Ricaldoni y Mauricio Pisoni hicieron que su desempeño creciera cada temporada ganando varios campeonatos en todo el país. Para finales de 2017 tuvo la oportunidad de disputar el Orange Bowl y el Eddie Herr, dos de los torneo juniors más importantes del mundo que se juegan en Norteamérica. Allí fue visto por varios entrenadores de distintas universidades de ese país y, entre varias opciones, optó por la ETSU, la Universidad del estado Este de Tennessee donde hoy estudia psicología y es parte del equipo de tenis de esa institución.

Por ello, desde este medio, charlamos con el tenista mercedino Thiago Pernas quien nos contó cómo fueron sus inicios del tenis en la ciudad, habló sobre los torneos juveniles que participó, describió cómo fue su adaptación en Estados Unidos y cómo es su día a día lejos de la Argentina.

 

¿Cómo fueron tus inicios en el tenis?

Mis comienzos fueron en la Liga de Padres de Familia con Hernán Ricaldoni y Mauricio “Poroto” Pisoni cuando tenía 4 años. Mi hermano hacía tenis y me metí después de un entrenamiento a probar con una raqueta más grande que yo y a partir de ahí seguí.

 

¿Se te pasó por la cabeza llegar a tener esta oportunidad  de donde estás hoy o era un sueño que lo veías lejano? 

No, sinceramente pensaba hacerlo como hobby, como algo que me gustaba durante la niñez. Jamás pensé que iba a llegar a donde estoy hoy. Tampoco hubiese sido posible sin el esfuerzo de mi familia llegar hasta acá. No sentía que iba a tener esta oportunidad, fue algo que se fue dando con el tiempo. Por suerte se dio y hoy la disfruto al máximo y ahora sí te puedo decir que es un sueño.

 

¿Cómo te llegó la oportunidad de representar a una universidad en Estados Unidos?

Esta oportunidad me llegó después de jugar el Orange Bowl y Eddie Herr en la zona de Florida donde hay muchos coaches. Estos torneos que jugué al ser de los mejores del mundo en lo que respecta a mi categoría y tuve la oportunidad que varios me vieron y contactaron para representar a distintas universidades de las cuales me vine a ETSU (Universidad del Estado Este de Tennessee)

 

¿Te costó el proceso de adaptación tanto en lo social como en lo deportivo al ser una superficie distinta la que se juega en Estados Unidos?

No, la adaptación no me costó para nada. Al principio con el idioma los primeros dos o tres meses nada más. Soy una persona simpática y sociable por lo que tampoco me costó hacer amigos y respecto las canchas tampoco, porque no tengo problemas de adaptación y no me toma mucho tiempo si tengo que hacer algún cambio.

 

¿Cómo es tu día a día en la Universidad tanto con el estudio como a la vez con los entrenamientos?

Cambié mi carrera actualmente, había empezado con manager deportivo pero ahora estoy en Psicología. La verdad es bastante difícil de manejar, por la mañana tengo un poco de entrenamiento, después clases y luego otra vez entreno y más tarde sigo con el estudio. Es pasar básicamente el día entero en las instalaciones de la universidad

 

Respecto a los torneos universitarios que disputas ahora, ¿con qué panorama te encontraste? ¿Es un juego distinto al de Sudamérica?

Sí, son mucho más competitivos, el juego es distinto a Sudamérica. Acá juegan todos muy similar y al mismo tiempo muy diferente al panorama donde nos desarrollamos: es mucho más rápido, más agresivo y que me costó un poco también.

 

¿Sos de plantearte objetivos a largo plazo? 

Ahora en este momento de mi vida no. Estoy hace un año y medio acá y los únicos planes que quiero es mejorar, trabajar en mis puntos fuertes para evolucionar y en los débiles para seguir mejorando. Todavía me quedan entre cuatro y cinco años de carrera- Llegado mi último año de universidad o por ahí un año antes, sí me puedo plantear que quiero hacer, pero seguro va ser más adelante.

 

¿Qué extrañas de la Argentina? ¿Tenés pensado volver pronto?

Y la verdad que extraño un poco todo. Los amigos, la familia, las comidas, mis mascotas. Tengo pensado volver, no sé si entre este año o el otro, pero pronto.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre