La obra “Intimierdades” es la nueva propuesta montada por la compañía de teatro independiente “De por qué seguimos”, y ya es un éxito, luego de 8 funciones repletas en el C.C. “La Cultural Dumer”, ubicado en calle 10 entre 31 y 33, siempre respetando las distancias entre asientos y los protocolos debidos a la pandemia.

“Intimierdades” es una ligera y fascinante obra de teatro de humor apta para todo público, ya que trata temáticas que pueden adecuarse a cualquier generación, e incluso puede resultar propicia y agradable, por su dinamismo y comicidad, hasta para personas que no suelen concurrir al teatro. Está basada y pensada a partir de cinco monólogos de alumnos del reconocido dramaturgo y director de teatro argentino Mauricio Kartun, en una adaptación irónica y original, con grandes actuaciones descomunales, dignas de fuertes aplausos de pie. En ella prima un humor vivo y sagaz que roza lo bizarro, al poner en primer plano las miserias personales —las “mierdas” más íntimas— de la vida de cada personaje.

La compañía de teatro local “De por qué seguimos” está integrada por los siguientes actores (en orden de aparición a escena): Ricardo Boffi, Damián Tilli, Lucila Matteucci, Carolina Ezcurra y Patricio Uncal. Con rotundo éxito y total aceptación, risas y aplausos del público, esta es la tercer obra que presentan, luego de lucirse con “De por qué nos matamos” y “Transferencia 1” y “Transferencia 2“, desarrolladas de manera virtual —siendo pioneros en la materia—, durante los meses más críticos de la pandemia y el aislamiento, el año pasado.

Cada monólogo expresa emociones fuertes y realidades profundas de la vida, que a todos se nos manifiestan en algún momento trágico de nuestros días o nuestras noches: ira, dolor, fobias, castigo, rechazo, locura y alegría, siempre con un tono satírico y divertido —que sin embargo atraviesa el drama hacia una comedia existencial— con el cual es fácil empatizar, ponerse en la piel del personaje, entretenerse, y sobre todo, “cagarse” de risa.

Todas las actuaciones tienen un hilo conductor que son las experiencias desagradables de cada uno, sus incomodidades, sus problemas y diferencias, que son puestas a la luz, en modo de crítica. Es una interesante mirada perspicaz sobre la sombra del ser humano, que logra desvestirla para evidenciarla, y tornarla más amena, más liviana, más risueña.

La riqueza de la escenografía y puesta en escena radica en que logra plasmar todas las actuaciones en un baño doméstico: ese lugar tan cotidiano que, además de ser el depósito de las excreciones, también puede considerarse un punto de encuentro con el sí mismo más propio,ya queuno pasa varios minutos por día allí, y es donde se ve y se juzga, se observa, se arregla o maquilla, se habla y a la vez se expresa lo que sucede en el interior del propio ser.

Los actores simulan mirarse en un irreal espejo invisible, detrás del cual está el público en su catarsis más pura, y a esos espectadores —hipnotizados por las historias— dedican sus caras, sus gestos, sus ideas y sentimientos, en suma, sus virtuosas actuaciones, de gran valor y con mucha naturalidad. Una gran obra de teatro para reírse y disfrutar en familia, sólo o acompañado. Las próximas funciones serán el viernes 16 y el domingo 18 de abril, a las 20:30 hs puntual (con barbijo). ¡No se la pierdan!

Por Agustín R. Iribarne

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre