Una discusión entre un joven y un cliente dentro de una rotisería terminó en una “batalla”. Rotura de vidrios en el local y otros elementos del interior. Dos patrulleros también sufrieron daños. La policía debió repeler agresiones con balas de goma.  En la noche del domingo, hubo allanamientos donde se produjeron las aprehensiones de cuatro menores y un mayor de edad.

Alrededor de las 23 horas del sábado, en la intersección de calles 16 y 109, donde funciona una rotisería, el comienzo de una discusión comenzó con una batalla campal dejando el saldo de daños en el comercio, en una moto y también en dos móviles policiales.

Todo habría comenzado con un entredicho entre un menor y uno de los ocasionales clientes del lugar. Al salir este último del comercio habría sido atacado a piedrazos por el joven y la situación ganó en violencia, porque ya el ataque fue contra el comercio también. La propietaria junto a su hijo y su pareja habrían intentado deponer la actitud, pero para ese momento ya se habían sumado al joven en cuestión otros jóvenes.

En cuestión de minutos elementos que se encontraban dentro del local y los vidrios del frente terminaron destrozados. A todo esto, la llegada de la policía al lugar –tres móviles – no alcanzó para detener a los revoltosos. Lejos de ello, los enardecidos atacantes, embistieron con piedras contra los vehículos de la policía, dos de los cuales resultaron con daños. Uno de ellos sufrió la rotura de la luneta trasera, mientras que otro – perteneciente a la Comisaría Primera – terminó con abolladuras.

Los efectivos policiales debieron repeler la agresión con la utilización de postas de gomas, hecho que generó que los revoltosos comenzaran a dispersarse, todo ello mientras los vecinos del lugar se mostraban sorprendidos por lo que veían a metros de sus viviendas.

En la mañana del domingo, la propietaria Griselda Orellana contó a Protagonistas lo ocurrido, con la bronca de los daños que sufrió el comercio, con la rotura de vidrios, de una balanza, de la moto de su hijo y otros elementos. Indicó que hace alrededor de 16 años que el comercio funciona allí.

Realizada la denuncia, ahora es la policía la que trabaja en la investigación a los fines de poder identificar a los revoltosos. En el hecho tomó intervención la Unidad Fiscal de Instrucción 8, del fuero de Menores.

Allanamientos y aprehensiones

En horas de la noche del domingo, personal de Estación Comunal de Policía y de la Jefatura Departamental realizaron una serie de allanamientos donde procedieron a la aprehensión de cuatro menores de edad y un mayor de edad.

Tres fueron los objetivos donde se centraron los uniformados  -todos en las cercanías del lugar donde se produjo el incidente, y donde llevaron adelante las mencionadas aprehensiones. Además se secuestró una “gomera” con la cual se habrían realizado algunos de los ataques con piedras.

Las cinco personas permanecerán en sede policial hasta prestar declaración y la justicia determine la  situación procesal de cada uno de los aprehendidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre