La Secretaría de Comercio Interior comunicó de manera oficial la continuidad del programa. Se eliminan los tres meses de gracia para el pago de la primera cuota y hay una leve alza en la tasa de financiación. AFIP por su parte extendió el reintegro para compras con débito de sectores vulnerables.

El Gobierno nacional informó la semana anterior la prorroga del programa Ahora 12 el cual se extenderá hasta el venidero 31 de julio para pagar compras financiadas en 3, 6, 12 o 18 cuotas fijas mensuales con tarjeta de crédito, todos los días de la semana sin límite de monto. En esta nueva etapa, el programa mantiene las mismas categorías y productos vigentes para financiar en cuotas. Entre los principales cambios se cuenta, ya no habrá tres meses de gracia antes de primer pago en los planes de 12 a 18 cuotas, como rigen hasta hoy, y además se produce una suba de la tasa de financiación. También se especifican rubros en los que los plazos de pago son a 3 o 6 meses y aquellos con períodos mayores. “El objetivo del programa Ahora 12 es fomentar el consumo y la producción nacional a través de condiciones de financiación más convenientes, para facilitar el acceso a los productos y servicios alcanzados”, aseguraron desde la Secretaría de Comercio Interior a través de un comunicado. La comunicación oficial especifica que en los rubros de indumentaria; calzado y marroquinería; máquinas y herramientas; perfumería; y pequeños electrodomésticos, estarán disponibles los planes de financiación de 3 y 6 cuotas. “Respecto de las condiciones vigentes hasta el 31 de marzo, se dio por finalizada la promoción de los 3 meses de gracia para empezar a pagar la primera cuota y se ajustó levemente al alza la tasa de interés que abona el comercio por la financiación”, agregaron. Los rubros incluidos en esta oportunidad son los siguientes: productos de línea blanca; indumentaria; calzado y marroquinería; materiales y herramientas de la construcción; muebles; bicicletas; colchones; libros; artículos de librería; anteojos y lentes de contacto; juguetes y juegos de mesa; neumáticos, accesorios y kit de conversión de vehículos a gas GNC y repuestos; instrumentos musicales; computadoras, notebooks y tabletas; artefactos de iluminación; televisores; perfumería; pequeños electrodomésticos; servicios de preparación para el deporte; equipamiento médico; máquinas y herramientas. También se pueden pagar en cuotas los servicios de turismo; servicios técnicos de electrónica y electrodomésticos para el hogar; servicios de cuidado personal; servicios de organización de eventos y exposiciones comerciales; servicios de instalación de alarma; y balnearios. “Además, con el objetivo de seguir ampliando las posibilidades de capacitación y bienestar de la población, a la vez que impulsar la demanda en sectores que fueron muy golpeados por la pandemia, el programa mantiene la financiación para servicios educativos, gimnasios y talleres de reparación de vehículos automotores y motocicletas”, dice el comunicado oficial. Las tasas máximas de descuento directo que los emisores bancarios pueden aplicarle al comercio, a cobrar en un plazo de 10 días hábiles de realizada la venta para cada plan de financiamiento son: 3 cuotas: 3,1%; 6 cuotas: 6,01%; 12 cuotas: 11,48%; 18 cuotas: 16,52%. Todos los productos y servicios se pueden adquirir vía compra online y en los locales adheridos de todo el país, identificados por el cartel del programa en sus vidrieras, los 7 días de la semana, con todas las tarjetas bancarias con las que se encuentre adherido el comercio.

Reintegro AFIP

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) extendió hasta el 30 de junio, inclusive, el reintegro a sectores vulnerados por consumos con tarjeta de débito. La decisión de prorrogar el instrumento durante tres meses beneficia a las personas jubiladas y pensionadas que cobran el haber mínimo así como los titulares de la AUH y la Asignación Universal por Embarazo (AUE). La herramienta consiste en un reintegro de hasta 700 pesos mensuales por beneficiario con un monto máximo de 1.400 pesos para titulares de la AUH con 2 o más hijos. Los fondos reintegrados se acreditan en forma automática cuando las personas beneficiarias realizan compras en comercios con la tarjeta de débito donde perciben sus prestaciones. Las operaciones abonadas con esas tarjetas bajo la modalidad de Pago Electrónico Inmediato (PEI) o códigos de respuesta rápida (QR) también están alcanzadas por el beneficio. La extensión de la vigencia del mecanismo hasta el 30 de junio está prevista en la Resolución General N° 4956 que será publicada este miércoles en el Boletín Oficial. El reintegro a sectores vulnerados fue creado por la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva como una herramienta para apuntalar la demanda. El instrumento complementa distintas políticas implementadas por el Gobierno y representa un mecanismo adicional para amortiguar los efectos de la pandemia del COVID-19. Desde que entró en vigencia este régimen de reintegro a sectores vulnerados representó un impulso adicional a la demanda por una suma cercana a los 5.000 millones de pesos.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre