El rollo de canela, conocido también como espiral de canela, es un clásico que se crea alrededor de los años 1920. Comienza a hacerse popular a partir de la segunda mitad del siglo XIX. En un principio solo lo elaboraban las familias de altos recursos económicos por el costo de sus ingredientes.
Si bien su origen es incierto se cree que proviene de Suecia y hoy día se considera un clásico típico de Estados Unidos y del Norte de Europa.

Estos rollos además de ricos son muy rendidores, lo ideal en verano es prepararlos a la mañana temprano dejar leudar un rato y armar

       
Ingredientes

Levadura

30 g de levadura fresca o 1 cucharada de levadura seca

1 cda. de azúcar

2 cdas. de harina

½ taza de agua tibia (125 cc)


Masa
5 tazas de harina 0000 (600 gramos)

Pizca de sal

1 huevo

½ taza de azúcar (100 g)

½ taza de leche (125 cc)

100 g de manteca

Relleno

½ taza de azúcar rubio

100 g de pasas de uva

50 g de manteca a punto pomada

50 g de queso crema

1 cda. de canela en polvo

Glaseado

Azúcar impalpable

Jugo de naranja

Vainilla


Preparación
Fermento

Poner la levadura en un recipiente junto con el azúcar y la harina.

Agregar el agua tibia y mezclar hasta que la levadura esté disuelta.
Tapar el recipiente y dejarlo en un lugar cálido durante 10 minutos para que leve.


Masa

Poner la harina, la sal y el azúcar en un recipiente.

Agregar la manteca e incorporarla a los ingredientes secos con la mano.

Terminar de formar la masa agregándole de a poco la leche.

Volcar sobre la mesa y terminar de unir groseramente los ingredientes.

Empezar a amasarla trabajándola con ambas manos en forma enérgica.

Rápidamente la masa va cambiando su textura transformándose en lisa, elástica y nada pegajosa.

Formar un bollo y acomodarlo en un recipiente donde cómodamente pueda levar en un lugar cálido hasta duplicar su tamaño.


Armado de los rollos de canela

Volcar la masa levada sobre la mesa y amasarla un poco para desgasificarla (sacarle todo el aire que acumuló durante el levado) y que retome su volumen inicial.

Estirarla en forma rectangular de ½ cm de espesor.

Untarla con la mezcla de manteca y queso crema.

Distribuir con las pasas de uva.

Mezclar el azúcar rubio con la canela y esparcirlo por la masa.

Enrollar la masa formando un cilindro.

Cortar en porciones individuales y acomodarlos molde previamente enmantecado.

Dejar levar.

Cocinar en un horno precalentado durante 15 o 20 minutos o hasta que se noten cocidos y ligeramente dorados.

Retirar esperar unos minutos.

Glaseado rápido

Colocar el azúcar impalpable en una taza.

Agregarle el jugo de naranja de a cucharaditas mientras se revuelve.Se agrega la vainilla mezclado.

Se sigue agregando el jugo de naranja o limón hasta formar una crema que tenga la consistencia necesaria para poder bañar cada rollo de canela. Se bañan los rollos y una vez secos se sirven.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre