El sábado se produjo el cuarto incremento en un mes en los combustibles. Sin embargo, producto que muchos mercedinos no vacacionaron, el mes en curso muestra un fuerte consumo en estaciones de servicio.

Las estaciones de servicio de todo el país muestran en últimas semanas una seguidilla de incremento en los combustibles. Basta con hacer una rápida mirada por las distintas redes sociales para ver la bronca de muchos argentinos. Sin embargo, en el orden local, los incrementos no han impactado en el consumo, e incluso la situación de pandemia que se está atravesando está generando un mes de enero con un consumo mucho más alto al de años anteriores.

El sábado se produjo el cuarto incremento en los valores de los combustibles. Luego de varios meses de congelamiento en los precios, el gobierno nacional autorizó un primer incremento el pasado 16 de diciembre. Y a ese le siguieron otros tres, con fechas del 27 de diciembre, 5 de enero y el último del día pasado sábado 16.

En las estaciones de servicio de la firma YPF el litro de nafta super pasó en un mes de 68,50 pesos por litro a 77,90, mientras que la denominada Infinia pasó de 78,90 a 90,20. En cuanto al diesel común, el valor pasó de 63,10 a 71,70.

Consultado Oscar Wallace, titular de la estación de servicio ubicada en intersección de 29 y 18 explicó lo que ha sucedido en el último año con respecto al consumo. “Con la llegada de la pandemia, en un principio no se vendía nada. Recién a los dos o tres meses de iniciada esa situación sanitaria comenzó a recuperarse de manera muy lenta. Hoy podemos decir que estamos en cuestión de volumen de venta, como antes de la pandemia”, indicó.

En cuanto a los aumentos explicó que “es cierto que hemos tenido varios incrementos en las última semanas aunque no han sido de muy alto porcentaje. Recién ahora están tratando de llevar el valor al precio que tiene que tener”, a la vez que indicó que pese a los aumentos ello no ha impactado en el consumo. “La verdad que no se refleja una baja en el consumo, y la verdad es que hay otras cosas que han aumentado mucho más que el combustible”, precisó Wallace.

“Un enero como nunca”

Uno de los aspectos que ha sorprendido a los titulares de estaciones de servicio tiene que ver con el alto consumo que se está dando en esta parte del año. Es habitual que enero sea un mes de muchas menos ventas por la ausencia de muchos mercedinos que salen a vacacionar. “Debo decir que tal vez vemos a Mercedes como nunca en cuanto a consumo de combustible, con mucha gente en la ciudad, y la realidad es que el consumo no bajó. Es habitual que baje en enero porque la gente se va de vacaciones, más aún con tantos empleados públicos que tenemos en la comunidad y muchos se van en esta parte del año; pero la verdad que vemos que mucha gente se ha quedado, están disfrutando la pileta en la casa, la quinta, y vemos que se ha ido muy poca gente”, precisó Wallace.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre