Entienden que los mismos pueden ser blanco de ocupaciones. La propuesta del Ejecutivo elevada al Concejo plantea plazos para concluir construcciones. El incumplimiento de la norma que busca ser aprobada significará un incremento progresivo de tasas para sus titulares dominiales.

El Ejecutivo busca obtener nuevas herramientas normativas para evitar que algunos terrenos o predios del partido de Mercedes puedan llegar a ser ocupados por usurpadores. El proyecto de Ordenanza planteado al cuerpo deliberativo busca un blanqueo u ordenamiento de baldíos y construcciones paralizadas, con plazos para regularizar situaciones y con sanciones que tienen que ver con el incremento de las tasas que los mismos tributen. La propuesta que subió al parlamento en los últimos días del mes de julio plantea que la planificación territorial es una competencia propia del municipio y que todo Estado comunal debe asumir el mismo no solo como una atribución, sino también como una obligación. En sus fundamentos explican que en el casco urbano de la ciudad se pueden observar un sin número de lotes baldíos y edificaciones derruidas o paralizadas. “Asimismo se pueden observar parcelas de la ciudad cuyos titulares han sido beneficiados oportunamente con el cambio de uso a la espera que realicen loteos para paliar el déficit habitacional, pero la ausencia de decisiones en torno a ello genera perjuicios en las zonas aledañas que ven demorada la llegada de servicios”, señalan. Agregan que la existencia de un terreno baldío en una zona urbanizada es generadora de alimañas, roedores y reclamos vecinales. Al igual que una vivienda derruida con el agravante de la inseguridad para los lindantes. “Es necesario poner en marcha políticas públicas que insten a la urbanización de zonas que así lo permita la Ordenanza de Zonificación, evitando la especulación inmobiliaria que genera la carencia de ofertas”, agrega.

Ordenanza

En su articulado la Ordenanza plantea la creación del Registro de Terrenos Baldíos; edificaciones derruidas y edificaciones paralizadas en diferentes áreas urbanas que se detallan en el proyecto. Dicho Registro contará con la nomenclatura catastral; partida inmobiliaria; su titular registral y su domicilio en caso que sea una persona  humana. Y el domicilio fiscal en caso que sea una persona jurídica. En el caso de los terrenos baldíos que no sean susceptibles de subdivisión se procederá a intimar a sus titulares registrales para que en el plazo de un año acompañen plano de obra. Otorgándosele un plazo máximo de dos años más para completar la construcción. Un procedimiento similar para aquellos que puedan ser parcelados. En tanto para el caso de las edificaciones derruidas o paralizadas; los titulares registrales serán intimados a que en el plazo de un año informen a través de profesional idóneo la tarea a realizar a los efectos de que la misma sea habitable, teniendo un plazo de dos años para cumplirlo. En caso de incumplir con los plazos establecidos, el contribuyente deberá abonar un incremento en la alícuota de las tasas retributivas de servicio que le correspondieren en un 15% el primer año; un 25% el segundo año; un 35% el tercer año y un 50% el cuarto año. Dicho incremento será liquidado conjuntamente con la última cuota de cada año calendario; sin perjuicio de la fecha en la que se produjo la intimación.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre