Preparar licores caseros es un placer, se pueden hacer de diferentes tipos y para tomar todo el año.

Hay cuestiones muy importantes a tener en cuenta:

El alcohol tiene que ser de muy buena y calidad apto para consumo humano

Se debe macerar en recipientes de vidrio y fuera de la luz

Colar para sacar impurezas o cáscaras, guardar fuera de la luz directa

Algunos se pueden guardar en la helada como el lemonchelo  o el de huevo.

Hesperidina

Es una buen aperitivo que se tomaba mucho en otros tiempos y si no lo consigue es muy fácil y rico para hacerlo casero y disfrutarlo con nuestro salame quintero

Ingredientes

3 cascaras de naranja (sin lo blanco) unidades

3 clavos de olor

5 g canela en rama

500 cc alcohol

500 g azúcar

750 cc agua

Esencia de vainilla a gusto

Preparación

Macerar todos los ingredientes en el alcohol, durante 15 días, luego preparar un almíbar, con el agua y el azúcar, hirviéndolo 15 minutos.

Dejar enfriar y mezclar con el macerado filtrado. Dejar reposar 3 días, y embotellar. Ya está listo para consumir

Limoncello casero

Ingredientes

6 limones,

700 cm alcohol etílico

500 cc agua

500 g de azúcar

Elaboración del licor

Pelar los limones y desechar la parte blanca pegada a la cáscara.

Cortar el limón en trozos, retirar las semillas y tirarlas.

Colocar las cáscaras y los trozos de limón en una botella.

Añadir el alcohol y dejar macerar hasta que el alcohol tenga color alrededor de 15 días.

Transcurrido ese tiempo filtrar el líquido en maceración.

Preparar un almíbar con el agua y el azúcar y agregar al líquido filtrado.

Cuando esté frío embotellar y guardar tapado lejos de la luz

Licor casero de naranjas con miel

Ingredientes

4 naranjas

½  kilo de miel

½ litro de alcohol/aguardiente

½  litro de agua

1 rama de canela

Preparación

Quitarles la cáscara a las cuatro naranjas, cuidando siempre de retirarle la parte blanca interior, y cortándola finamente

Ponerlas en maceración junto a la rama de canela y el alcohol/aguardiente durante unos 15-20 días.

Luego preparar una mezcla entre el agua y la miel, poniéndolos a calentar juntos a Baño María, sin necesidad de hacer un almíbar, simplemente haciendo que se integren. Filtrar el alcohol y mezclar con el agua de miel. Embotellar y deja macerar unos 15 días más, removiendo todos los días.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre