La semana pasada el aislamiento correspondía a dos concejales de Juntos por el Cambio. Ahora se conoció un caso en la bancada oficialista. La posibilidad de sesiones remotas terminaría con estos impedimentos. El Partido FE presentó una propuesta concreta.

Tras las casos de aislamiento por contactos estrechos de COVID que tuvieron que cumplir integrantes del Concejo Deliberante, el cuerpo volverá a sesionar en la jornada de hoy, cumpliendo con su segunda reunión ordinaria correspondiente al mes de agosto. La semana anterior se habían producido postergaciones ante la situación que atravesaban Edgar Kilmeatte y José María Comesaña, quienes en la presente jornada podrían reincorporarse a sus actividades normales en virtud de alta médica que ya les otorgaron. Pero en el medio de ello apareció la situación de Aldana Chávez, quien es ahora la que debe estar confinada. Puede decirse que se invirtió el escenario. Lo que el 24 o el 26 podía llegar a ser un Bloque de Cambiemos con 7 integrantes ahora se traslada al oficialismo. La sesión se concretará de todos modos y el que queda en desventaja de manos es el Frente de Todos. Más allá de los proyectos que forman parte del orden del día, algunos de los cuales hemos desarrollado, la presidenta de la bancada del Partido FE, Sabrina Viñales, ha considerado con buen tino, que una de las formas de subsanar estos inconvenientes era resolver la posibilidad postergada de llevar adelante sesiones remotas. Esta modalidad lleva largo meses en otros distritos como Luján o San Andrés de Giles por mencionar algunos cercanos. Si bien admitieron los Concejos vecinos que como un hecho inédito, ha tenido sus dificultades para arrancar, ya se aceitaron los mecanismos y las cosas funcionan en un marco de nueva normalidad. Las sesiones virtuales hubiesen evitado estos inconvenientes, incluso cuando Matías Dematei tuvo COVID positivo. Recordemos que el presidente el mismo día que le confirmaron el diagnóstico pudo realizar entrevistas con diferentes medios a través de plataformas digitales. “Esta propuesta de decreto que apunta a garantizar, sin traba de ningún tipo, el funcionamiento de nuestro HCD hasta el fin de esta pandemia”, expresaba Viñales tras la presentación de la propuesta, basada especialmente en la experiencia lujanense, donde incluso han abierto ese espacio virtual a las bancas participativas como un hecho novedoso. “Ojalá los Bloques estén de acuerdo para que, de una vez por todas dejemos de producir noticias negativas y transmitamos un mensaje de unidad y racionalidad a nuestros vecinos”, agregaba la concejal.

Decreto

El decreto fundamenta que el HCD debe encontrar la forma adecuada para la toma de las decisiones que le son propias, evitando transmitir una imagen de parálisis de la administración y adecuar la actividad a las actuales circunstancias, habilitando el uso de esos dispositivos para su funcionamiento. Viñales asegura que hasta el momento no es posible determinar el fin de esta pandemia en nuestro país y, consecuentemente, la duración de las medidas de aislamiento preventivo, “lo cual constituye un motivo suficiente para establecer medidas que permitan a todos los concejales, sin excepción, participar de las actividades de este HCD independientemente de la necesidad o no de mantenerse aislados por razones de salud”. El articular deja en claro que se busca asegurar la continuidad del funcionamiento del Departamento Deliberativo, y propone digitalizar toda la documentación que tenga ingreso al mismo, para ser  remitida a cada uno de los concejales a la dirección de correo electrónico que estos hubieren declarado. En tal sentido se propician reuniones no presenciales de Comisión, “mediante plataformas virtuales de videoconferencia u otros sistemas tecnológicos adecuados que permitan su desarrollo de manera remota”. Luego refiere al desarrollo de las sesiones que también se proponen del mismo modo. “A tales efectos, autorizase a la Presidencia del Honorable Cuerpo, en conjunto con la Secretaría, a implementar los medios electrónicos necesarios para garantizar el cumplimiento de las respectivas normativas reglamentarias, adecuadas a la modalidad virtual”.

Acompañamiento

El resto de los Bloques ha tenido tiempo suficiente para analizar la propuesta. Desde el Frente de Todos se realizaron algunas consultas sobre el tema. Una integrante de la bancada oficialista argumentó que si la propuesta va a servir para “ordenar el trabajo del cuerpo de concejales y de una vez llegar a un consenso que se respete”, es bienvenida. De todos modos aun no hubo una posición oficial de Bloque. Trascendió que el oficialismo quería incorporar la variante de sesiones mixtas, es decir con presencias en el recinto y participaciones remotas. Tampoco desde Juntos por el Cambio hubo voces oficiales, aunque se presume por anteriores posicionamientos que no tendrían mayores dificultades en darle el visto bueno. Allá por el mes de abril el sector opositor con mayor cantidad de bancas estuvo a un paso de efectuar esa presentación, cosa que finalmente no hizo. NO era ni más ni menos para que el HCD sesione de manera virtual con teleconferencias. “No encontramos razones para que no se sesione cuando todas las semanas se hacen reuniones de más de 20 personas, lo hacen tanto en el recinto del HCD como en el Teatro. Más allá de eso vamos, a tratar la modalidad virtual para el caso de que los contagios del COVID aumenten en Mercedes, sin duda respetando todas las medidas sanitarias. El funcionamiento de la democracia es esencial aún en cuarentena”, decía por aquellos días Cabral cuando los casos eran casi irrelevantes. Por su parte Kilmeatte confirmaba que habían solicitado a Luján les envíe mande una copia de cómo habían hecho para realizar las sesiones mediante videoconferencia. “También vamos a solicitar que las reuniones de las Comisiones se realicen de la misma manera”, decía. La propuesta que ahora es formal por la presentación del Partido FE.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre