La iniciativa de la oposición contempla una ayuda para los establecimientos. Sin embargo, el oficialismo asegura que necesita mayoría especial y no acompañó con sus votos.

En una maratónica jornada de sesiones celebrada la pasada semana en la Legislatura bonaerense hubo un cierre con polémica, luego de que Juntos por el Cambio intentara tratar un proyecto de “rescate” para las escuelas privadas, fue frenado por el Frente de Todos en una discusión reglamentaria.

De acuerdos a los datos recogidos tras la aprobación de los permisos de endeudamiento pedidos por el Ejecutivo, Juntos por el Cambio se aprestaba a aprobar con su propia mayoría un proyecto que crea un aporte extraordinario hasta febrero de 2021 para las escuelas privadas con subvención estatal. Sin embargo, el Bloque oficialista conducido por Gervasio Bozzano objetó la movida, al sostener que, al tratarse de una ley que implicaba una ampliación del Presupuesto, requiere de dos tercios de los votos. De este modo, el Frente de Todos logró frenar la aprobación, que de todos modos hubiera tenido un final similar en Diputados, donde Juntos por el Cambio no cuenta con mayoría propia.

Desde la oposición cuestionaron con dureza la decisión del oficialismo: “El Frente de Todos demostró una vez más lo poco que les importa la educación de nuestros chicos”, indicaron, al tiempo que aseguraron que el proyecto “beneficia al 35% de los alumnos de la Provincia” y su rechazo “pone en peligro la continuidad pedagógica de 1,6 millones de alumnos y atenta contra 125 mil puestos de trabajo”.

Para los senadores de Juntos por el Cambio, sus pares “apelaron a forzadas interpretaciones reglamentarias para negar la mayoría existente en la conformación actual de la Cámara Alta bonaerense”.

En declaraciones a la Agencia Dib desde el espacio opositor sostuvieron que “no es la primera vez que quienes ahora conforman el Frente de Todos han dejado en evidencia que la educación no es su prioridad. Cuando asumimos el Gobierno de la provincia en diciembre de 2015 encontramos un estado de abandono prácticamente total, con 28 años de poca inversión en infraestructura y con la ausencia total de indicadores, no sabíamos cuántas escuelas había, ni cuántos alumnos estudiaban”.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre