Por la cuarentena llevan casi 150 días sin actividad. Obligados a enfrentar el pago de servicios, varios de los propietarios debieron acudir a otras tareas para generar recursos para vivir. Algunos, ya pusieron en venta sus fondos de comercios y marcaron que la situación es desesperante.

La situación que atraviesan la mayoría de los propietarios de los comercios dedicados al alquiler de canchas es alarmante. Basta con graficar que algunos de ellos sostienen que no pueden seguir y por eso decidieron poner en venta el fondo de comercio.

Es el caso de Martín Defelippe, que tiene su emprendimiento en avenida 2 y 25. “Por no poder pagar el alquiler de mi casa debí irme a vivir al mismo comercio, al galpón. Pasé jornadas ahí con 5 grados bajo cero, recién este mes pude alquilar un departamento chico para mudarme” sostuvo en el diálogo con Protagonistas, precisando que este tiempo sin actividad comercial “nos mató”.

Daniel Buzzi tiene en concesión los emprendimientos del Club Trocha indicó a nuestro medio “La verdad que ya a esta altura hicimos de todo, presentamos protocolo A, protocolo B, como para poder tener una solución a todo esto, nos juntamos entre varios para ver como podíamos encontrarle la vuelta, pero bueno, ya van cinco meses…”.

Buzzi manifestó que lo que más les preocupa es la falta de información hacia los sectores que no tienen actividad, que entiende no son muchos, como los gimnasios, lugares de tenis y algún otro. “No tenemos ningún tipo de información y es el tema que nos angustia tanto” enfatizó.

En cuanto a lo que han sido estos casi 150 días sin poder abrir sus locales comerciales, Buzzi indicó que “acá la mayoría vivimos de esto, nos tuvimos que ir buscando otra cosa como para subsistir, para llevar el pan en el día a día a nuestras casas; muchos que tenían cancha comenzaron a cortar pasto, otros empezaron a agarrar obras, y lo bueno que tiene este rubro es que vos conocés a mucha gente y ahí se crea una amistad, las cuales te abren puertas porque hay mucha gente solidaria, pero la verdad ya no sabemos que hacer”.

En este tiempo, la mayoría de los emprendimientos han tenido que continuar abonando los alquileres. Buzzi precisó que muchos han tenido acuerdos para abonar menos pero otros no. precisamente, Martín Defelippe sostuvo que en su caso no ha podido afrontar el pago de alquiler y ha acumulado una deuda muy importante, a tal punto que le es casi imposible poder pensar en volver a abrir sus puertas porque de movida tendría una deuda de más de 120 mil pesos.  “La verdad concreta es que estos cinco años nos destrozaron a nosotros”, dijo.

A la par de eso también existen otros gastos que afrontar, como por ejemplo el caso de la energía eléctrica. “Hicimos una carta dirigida a Eden, la presentamos entre todos con firmas, otra a la Municipalidad para ver si había algún tipo de ayuda para nosotros, pero es todo sin respuestas”, enfatizó Buzzi, recordando que hace alrededor de dos meses hubo una reunión con autoridades municipales del área de Deportes dónde precisamente les solicitaron la presentación de los protocolos, aunque por el momento no ha existido una respuesta.

Los responsables de estos emprendimientos  siguen de cerca las noticias que se van dando desde el ámbito nacional y provincial, con el fin de poder encontrar alguna luz de esperanza para el sector. “Hace poquito hice una consulta, porque la verdad voy tanteando en la Municipalidad y la verdad que me dicen que no están al tanto, que están compenetrados en el tema de los testeos, que se entiende porque es la parte sanitaria… Ayuda económicas no hemos recibido hasta el momento, tan solo se comenta que para los sectores más perjudicados podría haber algo a futuro, pero a nivel nacional, nada local  y la verdad es que nosotros queremos algún tipo de apoyo a nivel local porque nosotros estamos acá y dependemos de esto” sostuvo Buzzi.

Futuro incierto

En el pensamiento de varios de los emprendedores de esta actividad el ánimo es de mucho pesimismo y ellos creen que algunos no volverán a abrir sus puertas. “Hay algunos que nos resignamos a tantos años que nos costó montar un negocio” dijo Buzzi e insistió en que los protocolos que se presentaron en su momento deberían ser tenidos en cuenta porque marcan que se puede, no con la normalidad de antes, pero si con la posibilidad de dar una ayuda al sector.

Además marcaron que por ejemplo los gimnasios han encontrado la posibilidad de alquilar a particulares algunos de los elementos para realizar trabajos físicos en sus viviendas e incluso muchos de los titulares de gimnasios son profesores y han podido generar una extra económica brindando rutinas de manera virtual o whatsapp. “Ese 30 o 40 por ciento de ingreso que se genera, no es para ganar dinero pero te sirve para no tener pérdidas. Lo nuestro es totalmente pérdida porque no tenemos ningún tipo de ingreso”.

Mauricio López, propietario de Paso a Paso es otro de los que brega por la vuelta. En su caso la cuarentena lo sorprendió con obras en ejecución y una inversión importante. También coincide en que la situación es insostenible y debe existir alguna posibilidad de actividad.

Todos saben que el regreso no será con la habitualidad y normalidad que tenía antes de la pandemia, pero existirán alternativas que permitan por un lado el regreso de su actividad pero también la oportunidad para muchos vecinos que añoran tener esta actividad deportiva.

Daniel Buzzi precisó que siguen muy de cerca la información que pueda surgir de la Liga Mercedina de Fútbol ya que el regreso de los entrenamientos será sin duda otra suerte de presión más para que ese sector pueda ser integrado.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre