Murió Cesar Mariella, reconocido vecino de la ciudad

0

Ganó su fama en la confección de carrozas en los Corsos de décadas atrás. En radio, su voz popularizó la frase «Recuerdos de una ciudad, en la que una nueva hora comienza». En redes sociales distintos mercedinos lo recordaron.

A los 93 años de edad murió este martes Don Cesar Mariella. Quizás los más jóvenes sepan poco de quien fue este vecino. Muchos, de aquellos de más de 40 lo recuerden por la confección de sus espectaculares carrozas en las noches de corsos sobre avenida 29.

La historia dice que la primera de las carrozas que realizó fue en el año 1965. Se denominaba “Patio Español”. La última fue en 1984. En esos casi veinte años hizo varias, algunas de ellas fueron los primeros premios como “Viaje al País de las Hadas”, “Ensueño Marino”, “El Dragón”, “La Bella Durmiente del Bosque”, “La Cenicienta”, “La Góndola dell’amore”, “Diana Cazadora”, “Apollo XI” y “Sueño del Mar”, entre otras.

Fernando Luna, propietario de Radio Vida narró en su red social: “Lamento informarles el fallecimiento de César Mariella (Maestro, Herrero, actor, locutor e historiador entre otras de sus poli actividades que ejerció con total dignidad y respeto”.

Precisamente, la voz de Cesar fue parte de la radio local, en el que a cada hora narraba una historia mercedina. Tras su voz con algunos de los sucesos históricos, llegaba el clásico cierre: “Recuerdos de una ciudad, en la que una nueva hora comienza”.

La actual Directora de Cultura Municipal Lucía Capaccio se expresó ante el fallecimiento de Mariela. También utilizando una de las redes sociales, escribió:

*Hasta siempre César*

“Hablar de César Mariella no es una tarea sencilla. Primero por el afecto que le teníamos. Después, porque fue un Ser multifacético, vinculado durante décadas a la cultura, la enseñanza, la historia, la creatividad, a la difusión de nuestra identidad como ciudad”.

“Sus carruajes hicieron historia en nuestros queridos corsos.

Durante décadas eran esperados y siempre sorprendían.

Sus ideas y proyectos trascendían en cada acto que encaraba”.

“Más recientemente, para muchos de nosotros, su voz única, inédita, suave y pausada, nos regalaba historias. Esas que no se leen en los libros, esas que sólo los curiosos, los conocedores de los recovecos de la ciudad pueden narrar, pero generoso, no se las guardaba, las grababa y cada una hora eran difundidas en micros emitidos en Radio Vida. “Historias de una ciudad, en la que una nueva hora comienza” decía, mientras forjaba su propia historia”.

“Esa historia es la que hoy se nos viene a la mente y nos hace pensar, nos hace saber claramente, que perdimos a un vecino maravilloso”.

“Un abrazo a toda su Familia, a todos sus amigos”.

Alberto Brunetti, vecino de la ciudad también se refirió a este triste momento y el recuerdo de Mariella en el portal Mercedes en el Recuerdo.

“Hace pocas horas nos dejó a los 93 años Don César Mariella. Un verdadero Maestro. Su espíritu inquieto y polifacético lo llevó a contribuir a nuestra cultura desde muchas aristas. Desde sus recordadas carrozas de Carnaval, pasando por el teatro, las letras, y la radio, siendo en esta última un ícono rescatando el anecdotario mercedino en cada cambio de hora. De gran habilidad declamatoria, es célebre e inolvidable su caracterización de Almafuerte, en aquel audiovisual realizado por Jorge Barrancos, con el acompañamiento musical de Luis Giorgi y las canciones interpretadas por Jorge Grilli, con varias funciones a sala llena en la Biblioteca Sarmiento. Un eterno gracias”.

También Oscar Pozzi en su portal de noticias Noti Mercedes dedicó un columna al querido Cesar.

“En el trajín diario, en lo cotidiano, entre las alegrías y angustias en la vida de cada uno, un momento para detenernos y fijar la atención en quien con trabajo, honestidad, humildad y solidaridad marcó huellas en los distintos lugares que le tocó participar, y huellas perdurables que aportaron  al progreso y engrandecimiento de instituciones y proyectos donde siempre estuvo el espíritu impulsor y creativo.

Es el “maestro” CÉSAR MARIELLA. De él se trata. Egreso de la vieja Escuela Industrial y no se despegó de ella, continuidad como docente en la sección técnica y después poniendo el hombro – con la dinámica que siempre se le reconoció- al Centro de Egresados del establecimiento. En todo ha dejado surcos invalorables: en la pedagogía y responsabilidad profesional. Consciente de lo que significa el educador de juventudes supo ofrecerles siempre el estímulo y la guía para la mejor formación no solo desde el punto de vista laboral sino humano.

Pero paralelamente a esto la vida de Cesar Mariella incursionó como incansable trabajador de la cultura, siendo uno de los géneros elegidos, el teatro, integrando diversos elencos en los que descolló por su actuación, claridad expresiva y algo más. También como en cada elenco vocacional estaba presente para solucionar los problemas técnicos y escenográficos.

Y en lo artístico, quien no recuerda  las famosas carrozas que se pasearon en los corsos mercedinos y de la zona. Eran el centro de atracción en las noches de carnaval por las excelentes presentaciones, con los mínimos detalles contemplados y reflejando amor, vocación y creatividad.

Volviendo a la órbita de la Escuela Industrial cabe destacar la  labor realizada en el Centro de Egresados aunando esfuerzos para colaborar con el desenvolvimiento de la Escuela y con la constante preocupación de reunir y tener cerca a los egresados ya sea en actos especiales , cenas o aniversarios.

Y en lo artístico debe remarcarse el gran suceso registrado  dando vida a la figura de Pedro B. Palacios “Almafuerte”. Una magnífica interpretación que le valió los aplausos no solo del público de Mercedes, sino también en otras localidades, incluso en la ciudad de La Plata.

Es hablar de una vida dedicada a la docencia, la colaboración espontánea, solidaridad, vocación de servicio, y un gran creativo en lo artístico, siempre con responsabilidad y humildad.

Su vida se apagó a la edad de 93 años entregando  mucho en distintas actividades, que los mercedinos  recordaran permanentemente, porque dejó huellas en todo lo que hizo.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre