Representantes de diferentes sectores se reunieron con las autoridades. La comuna se comprometió a mediar en situaciones como alquileres, servicios y se conformó una mesa de trabajo para ir pensando en la reapertura de locales. Por el momento no se habla de fechas.

Mercedes tiene una situación sanitaria y una situación de la economía que no difiere demasiado de otros distritos de la región. Más allá de la fase en la que se posiciona la ciudad existen actividades que tienen en claro que serán de las últimas actividades en poder recuperarse en un escenario que día tras día le propina nuevos golpes. Así fue que lo que podría denominarse como el sector gastronómico, conjuntamente con el grupo de productores de Tomas Jofré, solicitaron una reunión con el Intendente Municipal durante la semana a los efectos de plantear sus realidades. Lo canalizaron por el área de Turismo municipal donde ya tenían en claro lo que estaba sucediendo en cada uno de los rubros. Pues dentro de este grupo se encuentran los propietarios de bodegones, bares, cafeterías, pizzerías, restaurantes y los gastronómicos de Tomas Jofré. Tal vez estos últimos sean los más golpeados. El Polo Gastronómico no tiene movimiento, la temporada alta está absolutamente perdida, las distancias complican el delivery y el turismo, principal combustible de Jofré es algo postergado. Los más históricos de esta zona comparan la “sequía” con aquellos tiempos donde definitivamente el ferrocarril dejó de recorrer el Belgrano y les costó reinventarse. Los demás adoptaron la crisis como un cliente poco deseado, pero se sostienen como pueden a fuerza de “delivery” y el “take away”. La pregunta del millón entonces para la reunión era cuando iban a poder abrir. La carta de presentación del Intendente en el encuentro que tuvo lugar en el Teatro Argentino fue que aún no iban a poder hacerlo. A partir de entonces parecía que no iba a continuar con buen clima, sin embargo, hubo varios puntos de entendimiento según informaron fuentes oficiales.

Vuelta Segura

¿Cuáles fueron esos puntos de acuerdo? En principio conformar una mesa de trabajo para ir encontrando soluciones a los problemas que se presentan de acuerdo a sus realidades. Hay quienes tienen dificultades con el alquiler de sus locales y se habló de la intermediación por parte de la Defensoría del Pueblo Delegación Mercedes y la OMIC. En materia de Servicios se plantea una similar gestión. También diferenciar esas necesidades entre los que son restaurantes, bodegones, bares, pizzerías, cafeterías y Jofré. A partir de allí establecer procedimientos de apertura con exigentes protocolos que incluyen reservas para algunos casos. “Decir que podrán estar abriendo en un mes o cuarenta días sería poner fechas que no son seguras y no queremos alentar falsas expectativas”, señalaron las fuentes consultadas. En una breve charla que mantuvimos con el Intendente Municipal Juan Ignacio Ustarroz sobre el tema, aseguró que los gastronómicos comprendieron la situación epidemiológica y mostraron prudencia y responsabilidad para llegar a la apertura con atención en los propios locales. “Vamos a mediar en los inconvenientes que nos plantearon para ir acordando un regreso gradual. La reunión fue muy buena y muy respetuosa. Tenemos que lograr que abran bien, para que puedan tener continuidad una vez que se consiga”, expresaba en comunicación telefónica el primer mandatario.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre