Tal como lo habíamos anticipado en ediciones anteriores, el Jardín Espacios de Amor y el Colegio San Luis Gonzaga, llevaron adelante la tallarinada y todo resultó un verdadero éxito. Parece contradictorio denominar exitosa a una campaña donde los responsables de un establecimiento educativo se disponen a vender fideos para poder subsistir, pero resulta ser una realidad en los tiempos que se viven. Lo concreto es que el pasado sábado 11 de Julio, alumnos, estudiantes, familiares de la comunidad, docentes, instituciones, autoridades, vecinos y particulares, colaboraron con esta compra de fideos que llevó adelante el Jardín Maternal junto al Colegio e Instituto San Luis Gonzaga niveles primario y secundario. Hemos destacado que todo estaba apuntado a recaudar dinero, “dado que las instituciones atraviesan una profunda crisis económica y financiera, producto de la pandemia que produjo el COVID 19”. En un comunicado que los directivos hicieron llegar a los padres del alumnado, expresan, “más allá de la gran contribución recibida, que aportó una ayuda importante ($ 92.300) destinada exclusivamente a pagar el aumento de todo el personal docente de las tres instituciones, estimamos que nuevas acciones, contribuirán en igual medida a enfrentar las dificultades que venimos atravesando. Por ese motivo queremos agradecer profundamente a todos los que, de una manera u otra, brindaron su aporte desinteresado para que estas instituciones sigan funcionando”. La información que llegó desde la escuela a los papás añade, “para ser justos, debemos agradecer también, a todos los docentes, autoridades, familias y personas que hicieron posible este evento, dedicando su tiempo particular en el armado y logística, para que pudiera concretarse”. En total, según datos recabados se vendieron más de 950 kilos de fideos. También hicimos notar en las anteriores entregas que una cadena solidaria comenzaba a desplegarse en medio de esta situación. Es así que el lunes pasado fueron entregados en carácter de donación, unos 40 kilos de fideos al comedor “La Fortaleza” de Gowland.  “Fue gracias a personas particulares que, a través de su aporte monetario desinteresado, hicieron posible esta acción. Lo sucedido, demuestra una vez más el espíritu solidario de las personas y de la comunidad que también produce hechos destacables y dignos de compartir”, mencionaron los responsables de los establecimientos en esa comunicación institucional que firmaron Silvia Cecco, Carmen Longarela y Silvio Erramuspe.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre