Emilio Raúl Sampol, uno de esos cientos de corredores que salían a las rutas con entusiasmo, sin tener el medio para ir a ganar la carrera.

“Minino” Sampol inició su campaña automovilística en el Gran Premio de Turismo 1966 junto a “Miguelito” Boetti con un Isard 700 intentando una hazaña como lo constituía corriendo por las rutas del país, dejando atrás cientos de kilómetros, alimentando una pasión, la de los “fierreros” del alma.

Por esos tiempos, DERRAPANDO conoció a este personaje simpático, entrador, con el cual fue fácil lograr una sana amistad, por su manera de ser y ese don que lo llevó a intentar la aventura de correr el Gran Premio de la Patagonia 1969 con la hermosa cupé Fiat 125 roja, acompañado por el querido “Bocha” Novelli (gran amigo), entreverándose con los grandes del automovilismo argentina en una puja totalmente desigual, compitiendo contra los equipos oficiales de fábrica de Fiat y Peugeot, acompañado por el “Gordo” Révora, Raúl Huarte, Bity Deluca, Jorge Mosca, Raúl Regueiro, el “Negro” Yantorno y alguno más con quienes en el banderazo final en Santa Rosa (La Pampa), nos reunimos para festejar en el A.C.A. de esa ciudad.

El 14 de abril de 1971 se presentó junto a Juan Thompson en las “30 Horas Citroen”, en el autódromo de Bs As y de ahí a encarar lo casi imposible, el Turismo Carretera con el Torino de “Pino” Volpicina de Morón, si el de la tranquera en las “500 Millas” 1966 con el N° 41, luego llegó el “Toro” del mismísimo Roberto Mouras para arribar a la cupé Chevrolet muy coqueta del “Negro” Pedernera, y si algo le faltaba llegó a ser dirigente de la A.C.T.C., haciéndonos algunas “gauchaditas” de DERRAPANDO.

Hermoso recuerdos en épocas que éramos jóvenes, con un “Minino” pleno de alegría y esas vivencias que resultan inolvidables de este personaje tan especial como querible que caía simpático a todo el ambiente de las competencias automovilísticas.

Como olvidar carreras como el Gran Premio de la Montaña en Córdoba que tanto disfrutamos en 1973 con el Torino N° 41 y ese noveno puesto final que fue como ganar la dura competencia en los caminos más difíciles.

Y si algo le faltaba fue correr con el Peugeot 404 del “Mago de Ugarteche”, el recordado Alberto Gómez, una máquina de Turismo Anexo “J” que andaba realmente fuerte, lástima que por ahí se rompía…

Rescatamos en T.C. el 12° puesto en 9 de Julio (16-9-79), 13° en Tandil (circuito bravo), en ese mismo año, 15° en La Plata (16-3-80) y 18° en Venado Tuerto (9-3-80), cuando el ganador Miguel Atauri hizo 246,143 KPH de promedio y “Minino” junto a “Bocha” con el Chevrolet 229,984 KPH.

Recordamos que en La Pampa el 21 de setiembre de 1979 estaba 6° en el primer control superando incluso a los Falcon del “Polaco” Herceg, sufriendo luego inconvenientes que lo relegaron al puesto 16°.

Quedan cientos de vivencias con alegrías y desazones, todo hecho con cariño, disfrutando cada cosa y pasándola muy bien. Por eso queremos mencionar a don Pablo Macagno, a Maratea, a la familia Novelli, a Caprio y Amaro, Ronald Delfino, José Vicente, Julio Agosti (p), el “Vasco” Larrondo, el Mercedes Automóvil Club con nuestra CD de Luis Bandoni que le dio una ayudita en 1969 y tantos más que quedarán afuera, pero están adentro en el corazón bueno del querido “Minino” Sampol.

Como no puede ser de otra forma, nuestro emocionado recuerdo para LEONOR REVORA, la esposa inolvidable que bancó a “Minino” en todas, mostrándose como una gran mujer, excelente persona, que se mantiene por siempre viva en los corazones de todos quienes la conocimos.

Derrapando: Alberto F. Hassan

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre