Tras la presentación realizada el día 17 por la propietaria del establecimiento educativo, el juez a cargo del Juzgado Civil y Comercial 5 decretó el pasado miércoles la quiebra. Ahora se inició un proceso para verificar activos y hacer liquidaciones.

La posibilidad de poder lograr la reapertura del Jardín Maternal Soltate se ha esfumado. La Justicia ordinaria hizo lugar a una presentación por parte de la titular de la mencionada situación, quien con fecha del día 17 solicitó un pedido de quiebra.

De esta manera, ahora la situación se encuentra en una instancia en la que quienes se consideren en condición de acreedores deberán esperar los términos respectivos a los fines de poder recibir algún tipo de beneficio económico.

La causa judicial tiene su inicio el día 17 y se tramitó ante el Juzgado Civil y Comercial 5, del Departamento Judicial Mercedes, cuyo titular es el Dr. Carlos Acuña. Caratulada como Luchini, Luciana Fernanda sobre quiebra (pequeña).

Al fundamentar su presentación, se hace hincapié en la actual situación de pandemia que atraviesa el mundo, y cómo la misma ha impactado sobre la actividad del Jardín.

“La insuficiencia  de los ingresos mensuales del Jardín Maternal SOLTATE, con más la inexistencia de ingresos (desde el mes de marzo 2020 inclusive) del Pelotero SOLTATE, sumado a la subsistencia de los costos fijos propios a las actividades, me provocan una imposibilidad absoluta de hacer frente a los gastos diarios y habituales como ser: alquiler, servicio de luz, servicio de gas, salarios del personal, cargas sociales, cargas impositivas, gastos varios de administración, etc.” fundamenta en su presentación, la propietaria del Jardín, agregando más adelante que  “es evidente que la situación actual era sumamente imprevisible, y de igual modo es evidente que me veo severamente afectada por los efectos que el COVID-19 ha traído aparejados, consecuencia de los mismos, mi actividad económica se encuentra prácticamente extinta”.

Asimismo, también fundamentó que las situación de la economía, previo a la declaración de pandemia, también fue otro de los motivos que generaron tener que arribar a esta presentación.

“Las crisis económicas fuertes, generadas a veces por factores internos y propios del país y sus gobernantes, o por factores externos como en este caso, traen aparejadas una serie de situaciones que no se encuentran reglamentadas y que repercuten en un planteo como el que se efectúa en el presente y que debe ser abordado de inmediato”, puntualiza en la presentación en la Justicia.

“Vengo a solicitar la declaración de  quiebra  de  quien suscribe,  conforme lo dispuesto por el Art. 86 de la Ley 24.522, por encontrarme  en estado de cesación de pagos, y  cumplir con todas las exigencias de forma y de fondo contenidas en la Ley 24.522 para la procedencia de esta petición” señala la presentación que lleva la firma del abogado que patrocina a Lucía Luchini, Dr. Julio Zunino .

En el escrito hubo un pormenorizado detalle de la situación económica del emprendimiento, donde precisó que llegó a mayo con un déficit operativo de más de 780 mil pesos, que la llevó a tomar la decisión de solicitar la quiebra, “aun cuando algunos papás de alumnos habían comenzado a pagar la cuota del mes de junio”.

Quiebra

El pasado miércoles, finalmente el juez actuante resolvió confirmar la quiebra del Jardín Maternal, indicando que considerando: “Que frente al pedido de propia quiebra, la presentación del deudor en tal sentido implica confesión judicial del estado de cesación de pagos, revistiendo ello la máxima eficacia probatoria acerca de la existencia de la insolvencia. Asimismo, debe tenerse presente que la omisión de alguno de los recaudos formales señalados por el artículo 86 de la L.C.Q. no obsta a que la quiebra deba igualmente declararse (Conf. Rouillon, “Código …”, T° IV-B, pág. 73/75)… RESUELVO: Decretar la quiebra de LUCÍA FERNANDA LUCHINI  ordenándose en consecuencia la inmediata realización de sus bienes (Art. 203 de la Ley 24.522)”. 

A la par de esto, el juez decidió tomar una serie de medidas, donde se destacan: “Decretar la inhibición general de bienes de la fallida”,   “Hacer saber a la fallida que no puede ausentarse del país sin previa autorización judicial, en los términos y con los recaudos contenidos en el Art. 103 y ccs. de la ley concursal”“Decretar la inhabilitación de la fallida desde la fecha del presente auto, en las condiciones y por el plazo contemplado por los Arts. 234, 236, 238 y ccs. de la Ley 24.522”“Ordénase a la deudora que aceptado el cargo por el síndico, entregue a éste los bienes que corresponda”, y “De conformidad con el orden de prioridades dado por el artículo 104 de la L.C.Q. (Inc. a) y la naturaleza del patrimonio falencial, a efectos de preservar el derecho de propiedad de los acreedores como asimismo la expectativa laboral de los acreedores denunciados con tal carácter y la preponderancia que el establecimiento educativo supone para la comunidad (artículos 14, 14 bis, 17, 75 Inc. 19 C.N.) decrétase como medida cautelar la prohibición de innovar respecto del reconocimiento y habilitación del Jardín Maternal Soltate por parte de la Dirección de Educación de Gestión Privada (DIEGEP), a cuyo fin líbrese la orden del caso (Arts. 195, 230 y ccs. del C.P.C.C., 204 Inc. a), 273 y 278 L.C.Q.)”

Ya existe una profesional designada como síndico, sobre la cual aún se espera la conformidad de aceptación.

Bronca

Por otra parte, la comunidad educativa de la institución (docentes y padres de alumnos) mostró en gran parte su decepción con el fin de la situación, refiriendo fuertes críticas sobre la decisión de la ahora ex propietaria del Jardín en decidir el pedido de quiebra.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre