Desde el 11 de mayo regresó el servicio aunque entre las 8 y las 13. Una propuesta de Juntos por el Cambio buscaba la suspensión hasta el fin de la pandemia. Sin embargo el oficialismo consideró que no afecta a los comercios y que es necesario para las arcas municipales. Los argumentos del debate que seguirá en la Comisión de Hacienda.

El cobro del Estacionamiento Medido en la zona céntrica continuará a pesar de algunos intentos tanto de sectores del Concejo Deliberante como de particulares por suspenderlo. Desde hace algunas semanas, concretamente desde el 11 de mayo, se reestablecieron los controles en el sistema y desde entonces hubo primero una presentación del vecinalismo y luego un proyecto del Bloque de Juntos por el Cambio para que quede sin efecto tal cuestión, “hasta tanto termine la pandemia”. En los fundamentos del proyecto mencionaron cuestiones sanitarias además de las consecuencias económicas que esto provoca. La resolución en su artículo primero señalaba: “El HCD se dirige al D.E. para que a través del área correspondiente deje sin efecto la reanudación del cobro del Estacionamiento Medido hasta la finalización de la cuarentena nacional y/o época invernal a fin de proteger la salud de los vecinos de Mercedes y no afectar la delicada economía de los comercios de la ciudad”. Es oportuno mencionar que en anteriores pedidos de similar naturaleza, ha existido una preocupación e intervención de la Cámara Económica, aunque esta vez se mantuvo al margen del debate. Sucede que los nuevos horarios de apertura de los comercios de la zona céntrica no coinciden con el cobro. De allí que la CEM no lo haya añadido a su agenda de discusiones y puede entenderse como una decisión atinada, atento que no afecta los intereses de quienes representa. Claro que podría haberlo hecho, pero existen otra cantidad de cuestiones que resultan más prioritarias tal el caso de la Tasa de Seguridad e Higiene, los protocolos para la apertura de otros rubros, entre otros aspectos. Cuando se anunció el regreso del cobro, el municipio dejó en claro que sería en horario reducido: de 8 a 13. Y los comercios del sector céntrico tienen en su mayoría permisos de apertura entre las 15 y las 18.

Tablas y rechazo

El debate tras haber sido aprobado el tratamiento sobre tablas del proyecto reveló algunos argumentos por parte de la oposición, que parecían más sólidos que los invocados en los vistos y considerando. Así mismo los autores del proyecto no consiguieron defender la iniciativa a pesar de la razonabilidad del nuevo planteo “in voce”. La titular de la bancada de Todos, Mariana San Martín fue la primera en decir que no iban a acompañar el proyecto tal como estaba presentado por dos cuestiones. La primera estaba relacionada con el aspecto comercial antes expuesto y el segundo pasaba por la difícil situación económica general que se estaba atravesando en términos generales, de la cual el municipio no estaba exento. Es decir, necesitaba el Ejecutivo fuentes de recaudación y el Medido podía ser una de ellas. Intervino la concejal Sabrina Viñales del Partido FE y consideró que parte de esos recursos podían destinarse a las urgencias que dicta la pandemia, aunque solo quedó en una intención expresada en voz alta. El propio presidente del Bloque que propiciaba la iniciativa, Edgar Kilmeatte, destacó que en la reunión de labor parlamentaria había prometido aprobar sobre tablas y que por lo tanto no era lo acordado. Desde el oficialismo consideraron que hubo un mal entendido dado que ese acuerdo era tratar sobre tablas, pero no aprobar. Ante la inminente derrota legislativa el opositor solicitó el pase a Comisión cosa que finalmente sucedió. Sin embargo la concejal Evangelina Cabral sacó una carta en el debate que parecía convincente. El nuevo argumento refería a que en ese horario (8 a 13), había mucho movimiento de sector bancario y de cobro de jubilados, de supermercados, por cuanto un modo de acompañar a los vecinos era esta suspensión solicitada para no sumar otra preocupación a vecinos y especialmente a jubilados que perciben sus haberes en entidades que se encuentran dentro del radio del estacionamiento medido. Tal vez haya sido la mejor “defensa”. La presidente del Bloque de concejal de Todos volvió a pedir la palabra y aceptó el pase a Comisión, aunque antes de la votación el concejal Gustavo Mangoni pidió coherencia del Ejecutivo pues según sus expresiones “se le había dicho a los vecinos que no iban a cobrarle hasta que termine la pandemia”. Con rapidez de reflejos San Martín preguntó quién había dicho que no se iba a cobrar. La respuesta fue silencio y el expediente pasó a la Comisión de Hacienda.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre