Es solo para retirar libros. Tras acuerdo con autoridades municipales diagramaron los protocolos. Encomiendan llamar previamente para agilizar la actividad

Autoridades municipales y de la Biblioteca Domingo Faustino Sarmiento acordaron la posibilidad que la histórica institución de Avenida 29 pueda volver a la actividad. Si bien el trabajo será muy acotado, para quienes cumplen funciones en la Biblioteca es un hecho importante.

Leonor Ocampo, máxima responsable, explicó a Protagonistas que en el diálogo con responsables del municipio se acordó poner en marcha un protocolo con el fin de mantener la situación sanitaria de prevención contra el Coronavirus.

“En la Biblioteca hicimos todo el protocolo con el municipio, con la Dirección de Cultura, va a abrir miércoles y viernes de 16 a 18, pero exclusivamente para el préstamo de libros a domicilio, todavía no se pueden abrir las salas de lectura, hemos preparado el hall de entrada, y en ese sector solo podrán caminar los interesados. Esto es lo primero que hemos consensuado con las autoridades correspondientes”, destacó Ocampo.

De acuerdo a lo definido en las reuniones, la tarea a desarrollar en la Biblioteca estará dedicada exclusivamente a los socios de la entidad, y concreta y únicamente a la entrega de libros, según enfatizaron. En los datos aportados por la responsable de la Biblioteca sostuvo que cada socio podrá retirar hasta un máximo de tres libros, y sostuvo que sería importante que aquellos interesados en acceder a esta posibilidad llamen previamente para tener los libros preparados al momento de ir al histórico edificio de 29 entre 28 y 30.

La Biblioteca funcionará los días miércoles y viernes, y estará prohibido permanecer dentro del inmueble. Solo se accederá al hall de entrada donde personal atenderá a los socios y entregará los libros solicitados.

Leonor Ocampo sostuvo que por el momento, las distintas salas permanecerán cerradas. “Sabemos del interés de muchos historiadores que venían llevando adelante diferentes trabajos como así también quienes suelen venir al salón de lectura, pero por el momento, hemos podido acordar un primer paso, y en este caso para los socios de la institución” destacó la responsable de la Biblioteca.

Dentro del protocolo acordado con las autoridades, al momento de que los socios realicen la devolución de los libros, estos ingresarán a una suerte de cuarentena, más allá que el papel no figura dentro de los elementos catalogados por los expertos como conservador del COVID – 19. “Esos libros que se devuelven no pueden regresar a las estanterías sino que hay que ponerlos en una suerte de cuarentena” explicó Ocampo, agregando: “Lo que nosotros hemos tratado de decir que no está comprobado científicamente que este virus quede en el papel, pero bueno, ante la incertidumbre y el acuerdo con el municipio, hemos llegado a esa decisión”.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre