Ocho mercedinos estuvieron en la competencia. Juan Pablo Pira fue el mejor clasificado en la general aunque Juan Carlos Scasso pudo estar entre los mejores de su categoría. El Letu Argentino fue la última actividad en el mundo de las dos ruedas.

El Motociclismo como el resto o la totalidad de las actividades deportivas sufren el parate de la Pandemia y aún no hay un panorama claro y concreto de cómo será la reanudación de los calendarios. En Argentina en lo que va de este 2020, en la provincia de Buenos Aires se pudo concretar una fecha del Supercross Nocturno en la ciudad de Bragado, un Supercross en la ciudad de La Plata durante dos fines de semana y el tradicional Enduro del Verano en la ciudad balnearia de Villa Gesell.

El “Letu” Argentino también caminó sobre la cornisa respecto de su realización y no fue precisamente por el COVID 19. El caso de los Rugbiers que terminó con el crimen de Fernando Baéz Sosa, puso en peligro su concreción dada las condiciones de seguridad que se planteaban para la primera fecha prevista que era el fin de semana de Carnaval. Finalmente se postergó una semana y el EDV se corrió a fines de febrero y el primer domingo de marzo. Parece lejano pero fue hace algunas semanas y fue la última vez que los motores sonaron para la actividad. Desde entonces todo fue aplazado. El primero de la lista fue la fecha Mundial del MXGP que estaba programada en Villa La Angostura (Neuquén) y que de acuerdo a las reprogramaciones de la categoría tendría lugar en el mes de noviembre, el mismo fin de semana que Termas de Río Hondo recibiría al Moto GP. Los Nacionales y provinciales esperan novedades. Mientras tanto las motos guardadas y los pilotos esperando.

Volvió Yamaha

Como todos los años el Enduro del Verano recibió a pilotos mercedinos de los cuales hablaremos más adelante. La competencia se desarrolló durante un domingo soleado en un circuito cuya vuelta tiene una extensión de casi 13 kilómetros. El main event de las dos ruedas contó con la participación de más de 400 máquinas que realizaron la largada simultánea para brindar un gran espectáculo. Los riders de elite tomaron la delantera de manera rápida y el santafesino Joaquín Poli (KTM) se escapó en el liderazgo buscando repetir la contundente victoria que había logrado en 2019. Sin embargo en su cercanía se encontraban el bonaerense Rodrigo Landa (Yamaha) y el rionegrino Juan Pablo Luzzardi (Honda), para mantenerse al acecho y capitalizar el mínimo error. Poli comenzó a encontrarse con rezagados y en una curva buscó un sobrepaso por la línea interna lo que lo llevó a sufrir una caída que le permitió a Landa ponerse en la vanguardia y defenderla hasta la bandera a cuadros. Landa, Poli, Luzzardi sería finalmente el podio. La marca de los diapasones volvía a la victoria y de la mano de un argentino dado que en los anteriores triunfos había sido el francés Adrien Van Beveren el dueño de los triunfos.

Legión Mercedina

Esta vez fueron ocho en total los pilotos locales que se inscribieron en la categoría Motos. Seis de ellos pudieron completar el recorrido, mientras que dos por caída y rotura de motor, debieron desertar a poco del comienzo. En el ordenamiento general el mejor clasificado fue Juan Pablo Pira, quien concluyó en la posición general 142 y en el puesto 12 de su categoría, la Amateur + 25. En términos de clasificación por categoría Juan Carlos Scasso fue el destacado que en su Master D terminó en la 6º posición y 145 en la general. Apenas por detrás de él llegó Juan Ignacio Boragno en el puesto 146 y en la posición 13 de la Limitada. Juan Ignacio Montenegro fue 161 en la general, Juan Larrondo 191 y Martín Rubiero 268. En tanto Sebastián Ortiz sufrió una caída que le impidió continuar y a Lucas Agosti el motor le dijo basta cuando promediaba la tercera vuelta.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre