El hecho ocurrió en la madrugada del domingo. En los días previos ocurrieron hechos en la misma oficina que acrecientan que aumentan la desconfianza sobre lo ocurrido. Bomberos y Policía tomaron intervención en el hecho.

En la madruga del último domingo la oficina de la Secretaria de Desarrollo Social de la Municipalidad de Mercedes, Jorgelina Silva, sufrió importantes daños a raíz de un incendio. Las pérdidas en el lugar, en cuanto a cantidad de elementos, fueron de importancia, y ahora la justicia ordinaria investiga si se trató de un accidente en el sistema eléctrico o por el contrario, detrás del incidente existió una intencionalidad.

Protagonistas dialogó con la funcionaria acerca de lo ocurrido en las instalaciones del ex instituto Saturnino Unzué quien confirmó que el hecho tuvo lugar alrededor de las 5.30 de la mañana. El sereno sintió olor a materiales quemados y al acercarse al lugar en cuestión, observó el fuego dentro de la oficina. De inmediato, junto a otra persona que se encontraba en el Hogar de Abrigo intentaron sofocar el fuego, pero de todas maneras se necesitó la presencia de integrantes del Cuerpo de Bomberos Voluntarios para poder extinguir el fuego.

Los daños fueron de importancia dentro de la oficina, sin llegar a alcanzar a otro de los sectores anexos. Silva indicó que las hipótesis que se manejan son las dos indicadas: un desperfecto en el tendido de electricidad que tiene varios años de instalación o una actitud intencional. Si bien no ahondó en los detalles porque es la justicia la que lleva adelante la investigación, si confirmó los trascendidos de algunos hechos delictivos  ocurridos previamente dentro de la Secretaría. “El día miércoles le sustrajeron el teléfono celular a una de las chicas del área de Alimentos, y también el viernes a otra de las chicas de mesa de entrada” dijo la funcionaria. Pero además de ellos, también el viernes, las empleadas verificaron que a una de ellas, le habían revisado una cartuchera y a la vez se llevaron un pequeño parlante que estaba ubicado sobre uno de los escritorios.

En un principio no se le dio mayor trascendido a lo ocurrido el día viernes, sin embargo horas más tarde, cuando una de las empleadas se dirigió a cerrar una de las ventanas se encontró con que a una de ellas le faltaba un vidrio, lo que sí encendió las alarmas en la funcionaria y el resto de las personas que allí trabajan. Entendieron que por ese lugar habían ingresado y cometido alguno de los ilícitos descriptos. “Cómo ya era viernes y no sabíamos cómo hacer, teniendo en cuenta que ya era viernes y debíamos esperar al lunes para reparar la situación, decidimos colocar un mueble desde adentro, para que nadie pudiera pasar”, relató la funcionaria.

Silva se mostró prudente sobre lo que pudo haber ocurrido y ante la pregunta sobre  qué elementos se encontraban en el interior de la oficina, respondió que “Se quemaron una computadora, la impresora, muebles, como escritorio y un sillón”.

La funcionaria destacó que gran parte de los datos ubicados en papeles que se quemaron se encuentran en servidores por lo que se podrá recuperar.           

Policía científica estuvo trabajando en el lugar a los fines de llevar adelante un peritaje y determinar qué fue lo sucedido.

“Yo estoy esperando que la policía nos diga que fue lo que ocurrió o lo que ellos creen que pasó”, concluyó la Secretaria de Desarrollo Social del  Municipio.

Este lunes personal municipal estaría realizando una inspección a los fines de determinar la situación del innueble y no se descartaba el inicio de un sumario interno.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre