En nuestra edición anterior dábamos cuenta de una iniciativa legislativa, aunque ahora se ha convertido en norma. El Gobierno nacional ha dictado un decreto donde establece que la enfermedad del COVID-19 se considerará de carácter profesional. Remarca que las ART no podrán rechazar su cobertura.

El Gobierno nacional finalmente publicó un decreto mediante el cual se establece que la enfermedad COVID-19 producida por el coronavirus SARS-CoV-2, “se considerará presuntivamente una enfermedad de carácter profesional, respecto de las y los trabajadores dependientes excluidos mediante dispensa legal y con el fin de realizar actividades declaradas esenciales, del cumplimiento del aislamiento social, preventivo y obligatorio ordenado por el Decreto N° 297/20 y sus normas complementarias, y mientras se encuentre vigente la medida de aislamiento dispuesta por esas normativas, o sus eventuales prórrogas…”. En el segundo artículo deja en claro que las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo no podrán rechazar la cobertura de las contingencias previstas en el decreto, “y deberán adoptar los recaudos necesarios para que, al tomar conocimiento de la denuncia del infortunio laboral acompañada del correspondiente diagnóstico confirmado emitido por entidad debidamente autorizada, la trabajadora o el trabajador damnificado reciba, en forma inmediata, las prestaciones previstas en la ley pertinente”. En su artículo 4 el decreto realiza un apartado especial y dice que en los casos de trabajadoras y trabajadores de la salud se considerará que la enfermedad COVID-19, producida por el coronavirus SARS- CoV-2, “guarda relación de causalidad directa e inmediata con la labor efectuada, salvo que se demuestre, en el caso concreto, la inexistencia de este último supuesto fáctico. Esta presunción y la prevista en el artículo 1° del presente rigen, para este sector de trabajadores y trabajadoras, hasta los SESENTA (60) días posteriores a la finalización de la vigencia de la declaración de la ampliación de emergencia pública en materia sanitaria realizada en el Decreto 260/20, y sus eventuales prórrogas”. Faculta además a la Superintendencia de Riesgos del Trabajo a dictar las normas relativas al procedimiento de actuación ante la Comisión Médica Central que establece el decreto, y a dictar todas las medidas reglamentarias, complementarias y aclaratorias que sean necesarias en el marco de sus competencias.

Celebrado

El Diputado Nacional Carlos Selva celebró la existencia de este decreto del Ejecutivo que obliga a las ART a cubrir casos de COVID-19 como enfermedad laboral, tal cual había propuesto junto a varios de sus pares legisladores en una resolución recientemente y que anticipáramos en este medio el pasado lunes. “Por decreto del Poder Ejecutivo salió una resolución para considerar al COVID-19 como enfermedad laboral no enlistada a cubrir por las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo, tal como lo habíamos solicitado mediante el proyecto que presenté bajo la modalidad virtual en la Cámara de Diputados”, indicó el legislador. “Aplaudimos la medida, que es una forma más de cuidar a los que están en primera línea de batalla contra la pandemia”, expresó.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre