Un relevamiento entre responsables de algunos de los hoteles de la ciudad muestra su intranquilidad. En su mayoría debieron cancelar reservas y en algunos de los casos hasta debieron devolver dinero. Abonaron sueldos de abril a sus empleados aunque no saben cómo continuarán. Aún no saben cuándo podrán volver a trabajar.

La llegada del coronavirus está golpeando fuerte en la economía del país. Sin dudas que uno de los sectores que se está viendo muy afectado es el del turismo, y en la ciudad de Mercedes, algunos emprendedores hoteleros así lo confirmaron a Protagonistas a través de un relevamiento llevado a cabo.

La coincidencia en cuanto a la preocupación por lo que están viviendo y la incertidumbre sobre el futuro es uniforme. Todos debieron cerrar ante la llegada del aislamiento, y desde allí no han podido a abrir sus puertas. En el medio la cancelación de reservas, el afrontar gastos de todo tipo, y la indefinición de cara a lo que viene.

Juan Contín, como responsable de Gran Hotel Mercedes contó a nuestro medio que “es un momento de mucha dificultad y de mucha complicaciones porque desde que comenzó la cuarentena tuvimos que cerrar y de un día para el otro fue todo complicado…”.

Contín precisó que de movida hubo que hacer devoluciones de dinero de reservas que tenían para el fin de semana santa y otros días posteriores. “Eso, sumado a lo que les pasó a todos fue un momento muy difícil”, destacó.

Con respecto a los trabajadores que tiene la empresa explicó que “con un gran esfuerzo pagamos la totalidad de los sueldos a todos los empleados, sabiendo que son familias que necesitan de ello para poder vivir”.

Más adelante agregó que esto no solo impacta en el presente sino también en lo que viene por delante; “Nosotros sabemos que el día que volvamos a poder abrir, las ventas no van a comenzar de manera inmediata, con la misma velocidad de los gastos, por lo que ello implica toda una complicación”. Enfatizó.

Para Hotel Mercedes otras de las complicaciones ha radicado en que empresas como Despegar, sistema por el cual se concretan varias de las reservas, decidió de manera unilateral que el dinero que debía abonar en el mes de mayo lo terminará haciendo dentro de 90 días.

Contín explicó que hubo sí medidas del gobierno que ayudaron como por ejemplo el poder acceder a créditos bancarios para poder abonar parte de los sueldos, como así también los retrasos en los pagos de las contribuciones sociales.

Asimismo agregó que se está bregando por poder cumplir con las erogaciones ya comprometidas y que a así no exista un corte de la cadena de pago.

Finalmente no descartó el poder generar algún tipo de encuentro con otros hoteleros, pero aún se debe esperar a saber cuándo podrá regresar la actividad.

Matías Bermúdez, responsable del Hotel Roma sostuvo: “Nosotros paramos el día anterior a que se oficializara la cuarentena porque nos habían avisado que teníamos que desalojar, ya la verdad es que estamos algo complicados…”.

Sostuvo que si bien es una empresa con pocos recursos humanos, los gastos están e incluso siguen corriendo. “Creo que esto será para largo y estamos bastante preocupados, y en general entiendo”, destacó Bermúdez, quien agregó que están a la espera de alguna nueva medida que pueda ayudar en lo que respecta a pago de impuestos y tasas municipales.

El Hotel Roma se caracteriza por ser un lugar que es utilizado por personas que cumplen distintas tareas laborales en la ciudad, fundamentalmente entre lunes y viernes. Explicó Matías Bermúdez que también tenían expectativas de mucho trabajo para el fin de semana santa. “Nosotros para esa fecha tenemos gente que viene siempre”, resaltó. Además, familiares de efectivos de Gendarmería Nacional también suelen tener hospedaje en este hotel ubicado en la esquina de 27 y 10.

Si bien hay mucha incertidumbre, Bermúdez explicó que seguramente al momento de volver habrá nuevas medidas que este tipo de establecimiento deberán llevar adelante en materia de prevención de salud.

Más testimonios

Otro de los consultados fue Ricardo Maleplate, responsable de Hotel Costa, quien se mostró muy preocupado por la actualidad que está viviendo como empresario. “Esto es una locura, prefiero que me agarre el coronavirus y estar muerto y no tener cerrado el hotel, porque estoy parado… yo no puedo pagar créditos, no puedo pagar la tarjeta.  Yo vivo el día a día, con lo justo, con el crédito, metido como muchos y no estoy recibiendo un peso. Esto es un desastre…”.

Maleplate explicó que pese a tener una baja facturación está dentro de una categoría de monotributo alto y eso le impide en este contexto el poder acceder a ciertos beneficios que ha ofrecido el gobierno. “La verdad que no sé en qué va a terminar esto…” resaltó en el diálogo con Protagonistas.

Finalmente, Mariana Ambrosio, al frente de Hotel Torino manifestó  “Es un momento muy delicado que estamos atravesando”. Explicó que si bien no tienen gente de manera permanente en el hotel “hay empresas que traen gente de distintas provincias por cuestiones laborales. Teníamos una empresa de Santa Fe que estaban trabajando en las reformas del Hospital Dubarry, y muchas empresas que trabajan en distintos ámbitos y se quedan en el hotel”.

Los empleados pudieron cobrar el sueldo de abril  y según explicó la responsable podrán afrontar también el mes de mayo, y a la espera de que posteriormente existan definiciones a nivel nacional.

Mariana Ambrosio dijo también que una vez que se pueda volver a la actividad seguramente existirán nuevas medidas que actividades como la que desarrolla deberán llevar adelante.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre