Así lo señalaron desde la propia entidad rural quienes adelantaron detalles de la forma en que se invirtió el dinero aportado por los vecinos. Siguen adelante con la idea de generar más recursos. El aporte inicial rondó los 2,5 millones de pesos.

Desde la Sociedad Rural Mercedes mostraron satisfacción durante el fin de semana a raíz del avance que en materia de salud se pudo dar en el Hospital Blas L. Dubarry a partir de la colecta de dinero que se vino llevando adelante y de la que participaron muchos vecinos de la ciudad.
En diálogo con Protagonistas, Ignacio Bustos comenzó que el sábado por la noche pudieron hacer una recorrida por el centro de salud junto al propio director, Dr. Pablo Cassiani y así conocer de qué manera se invirtieron los cerca de 2,5 millones de pesos que fueron juntados en la colecta realizada días atrás.
“Con el esfuerzo de los mercedinos se pudo cuadriplicar la cantidad de camas” enfatizó Bustos, quien explicó que si bien en principio se había pensado en la adquisición de respiradores para el hospital, finalmente una decisión del Gobierno nacional en hacerse cargo del tema respiradores, hizo que decidieran cambiar el objetivo.
En ese sentido, el inicio del aislamiento motivó que debieran suspenderse las obras de ampliación del hospital, y a partir del diálogo con las autoridades del nosocomio, representantes de la empresa a cargo de las obras, permitió que el propio hospital siguiera adelante con el trabajo. Así las cosas se concretaron trabajos de electricidad, pintura, adquisición de mobiliario y colocación de durlock y de esa forma terminar la obra en el sector ubicado sobre calle 33.
Además se hizo un trabajo de un sistema de señalización que permite identificar las áreas, dejando un sector exclusivo para pacientes que puedan llegar con Coronavirus. También se pudo duplicar el sistema informático.
Bustos precisó que se pudieron adquirir unos 50 mil barbijos y un buen número de mascarillas para personal médico, a la vez que se adquirieron unos 200 mamelucos que se utilizan dentro del protocolo establecido.
La tarea de la obra se concretó con personal de mantenimiento, personal aportado por el municipio y otro que fue contratado para tal fin.
Con estos trabajos, Bustos destacó el hecho que quienes puedan ingresar con COVID-19 estarán en un sector apartado del resto de pacientes que presenten otras patologías, a la vez que también habrá un área exclusiva para Pediatría, teniendo en cuenta que con la llegada de las bajas temperaturas será natural la aparición de casos de bronquiolitis.
El dinero recaudado también ha permitido hacer algunas obras en el primer piso y así poder ampliar camas en otros de los servicios.
Ignacio Bustos valorizó lo que ha sido el aporte de la comunidad de Mercedes, entendiendo que aquí habrá una mejora en la calidad de la atención en salud de los vecinos, y agregó que seguirán adelante en el objetivo de colaborar con la comunidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre