En esta época las higueras están en su mejor momento, si los pajaritos nos dejan se pueden hacer varias confituras para guardar


El fin del verano y la llegada del otoño coinciden con la época de los higos. Su temporada es tan breve, que hay que darse prisa para disfrutarlos; aunque pueden consumirse secos durante todo el año. 

Los higos han sido considerados desde tiempos remotos un alimento exquisito y sagrado, propio de divinidades.

Bajo la piel verde y fina encontramos una pulpa blanca y marrón llena de pepitas que posee un intenso sabor dulce.


Tradicionalmente, cuando el higo rezuma una gota de jugo de la pulpa por su parte inferior, se sabe que ya está maduro. Es lo que se conoce como la ‘miel del higo’.


Propiedades nutricionales


– Su alto contenido en agua hace que su valor energético no sea muy elevado: 80 calorías por cada 100 gramos.


– Su alto aporte de fibra convierte al higo en el mejor regulador del tránsito intestinal.


– Esta fruta tiene gran cantidad de hidratos de carbono y escasez de proteínas y grasas, por lo que es muy adecuada si hace deporte o una actividad física intensa.


– Como todas las frutas, son ricos en vitaminas y minerales. El calcio y el potasio predominan en su composición, así como la provitamina A, vitamina C y vitaminas del grupo B, como la B1 y B2.


– Los diabéticos tendrán que tener cuidado al consumirla, porque tiene importantes cantidades de glucosa y fructosa.


Higos en almíbar (receta de mi abuela)


Ingredientes:


2 kg. de higos maduros pero firmes,

2 litros de agua,

1 kg. de azúcar .

Cascarita de medio limón (ojo solo parte amarilla) para perfumar el almíbar


Preparación


Lavar muy bien los higos bajo el chorro de agua fría.


Colocar los higos en una olla grande tapados de agua y hervir hasta que suelten parte de la leche pegajosa, en la superficie del agua se formará espuma, son apenas unos minutos, en ese momento retirar con ayuda de una espumadera y reservar.

En otra olla grande y de fondo grueso poner los 2 litros de agua con el azúcar y la cascarita de limón, luego colocar los higos previamente pinchados varias veces con un escarbadientes.


Cocinar a fuego fuerte por dos horas, debe quedar un almíbar espeso y los higos transparentes y bien impregnados de almíbar.


Envasar los higos con el almíbar dentro de frascos esterilizados.


Una buena opción para acompañarlos es con daditos de queso cremoso, de cabra queso crema o crema de leche semi batida pero sin azúcar.


Recordar

Las frutas de todo tipo  deben estar maduras a punto no pasadas

Lavarlas bien

En caso de los higos cambiarles el agua varias veces así sale la leche

Cuando hacemos cantidad colocarlos en frascos bien tapados, hervir desde agua fría durante 20” y guardar en la alacena , una vez abiertos siempre deben quedar en la heladera.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre