La semana pasada se inició un programa cuya primera etapa alcanza a cerca de 2 mil trabajadores del municipio. Apunta a la separación de plástico, papel y cartón, vidrio y metales. Ya hubo charlas y se comenzó con la colocación de cestos. Se avanzará en organismos provinciales y nacionales, y posteriormente llegará a los barrios.

Las autoridades municipales decidieron dar un nuevo paso hacia la separación de residuos en origen. Para ello pusieron en marcha los alcances de un programa que en una primera parte incorpora a todos los trabajadores municipales.

Juan Cruz Mendía, a cargo de la cartera de Medio Ambiente contó a Protagonistas algunos de los detalles de esta nueva idea que comienza a ser una realidad y que buscará incorporar de manera paulatina a todos los sectores de la ciudad.

“Estamos haciendo un programa de separación municipal, empezamos por casa, y precisamente la idea es empezar a separar con todos los trabajadores municipales lo que es plástico, papel y cartón, que es lo que más se consume a nivel municipal. Hoy estamos haciendo una charla de capacitación para los empleados, empezamos el último lunes y ya concretamos tres de estas charlas y continuará durante todo el mes de febrero para pasar por todas las áreas municipales, que todos estén al tanto, que estamos proveyendo de cestos  de residuos para separar en distintas áreas de la Municipalidad”, indicó el funcionario.

Los elementos que se van recolectando son enviados al denominado “punto verde”, ubicado en la intersección de 29 y 6. Allí se hace un trabajo de prensado y posteriormente hay una comercialización del material recolectado.

En cuanto a los lugares en los que ya los empleados municipales pueden dejar los distintos materiales en el marco de este programa, Mendía informó que actualmente se comenzó colocando cestos en el Palacio Municipal y desde esta semana se sumarán nuevos puntos. La idea es que existan cestos en Salud, Cultura, en los ex institutos Unzué y Martín Rodríguez. “Queremos llegar a todos lados, primero comenzamos con la capacitación, y ya tenemos seis cestos en el Palacio Municipal” precisó el titular de la cartera de medio ambiente, quien dejó en claro que esta es la primera etapa de un programa que posteriormente se irá ampliando a otros sectores de la comunidad. “Esto es una indicación que nos dio nuestro intendente, primero comencemos en casa, con los nuestros, somos casi 2 mil empleados  y es un gran volumen como para que comencemos a separar acá; después pasar a los organismos de carácter provincial y nacional, nosotros acompañándolos, y de ahí pasar a hacer separación en origen a nivel barrial” destacó Juan Cruz Mendía.

En el diálogo con nuestro medio, el funcionario municipal sostuvo que gran parte de los mercedinos tiene una conciencia sobre la importancia de realizar este aporte al cuidado del medio ambiente. “A eso uno lo ve, porque preguntan, por las campanas que pusimos en La Trocha y como también se acercan a consultar. La conciencia está y ahora hace falta aceitar un poco eso,  y cuando comencemos con la separación en los barrios creo que vamos a tener una gran componente de comunicación y educación ambiental  con los vecinos, y después nosotros aceitar también el tema de la recolección, para que eso que hagamos tenga calidad y que los residuos que llevemos se transformen en recursos verdaderos, que podamos tener un papel que no esté sucio, ni roto, el plástico también, vidrio y metal, porque vamos a trabajar con esas cuatro líneas…”.

Los jóvenes a la vanguardia

En esto del cuidado del medio ambiente, los niños y adolescentes muestran hoy una mayor conciencia confirmó el director de Medio Ambiente. “Ellos lo tienen mucho más incorporado que la gente más grande, para ellos es lo natural, es lo que hay que hacer; a la gente grande quizás le cuesta un poco más porque vivimos mucho tiempo sin que pase esto. También eso da a entender que hay que hacerlo, no hay mucha vuelta, no podemos estar despilfarrando un montón de recursos, estar tirando la basura como si nada, entendiendo que las cosas que consumimos vienen de la nada, cuando no es así, todo tiene un costo, en la naturaleza y también en la salud de la gente” enfatizó.

Finalmente, consultado sobre si a la hora de desarrollar este programa habían tenido la mirada en algún otro municipio, respondió: “Hay muchos municipios con los cuales uno va compartiendo información, no puedo decir uno específico, pero sí lo que buscamos es hacer algo en estas cuatro campanas de separación que tenemos, no todas las ciudades lo hacen, hay una línea que se hace en  húmedo y seco, nosotros pensamos que esa línea es media borrosa, la gente se confunde y pensamos que podemos darle calidad a la separación con estas cuatro que son plástico, papel y cartón, vidrio y metal”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre