El titular del Ministerio de Infraestructura brindó un informe sobre lo heredado en materia de obras públicas por el Gobierno bonaerense. “Hicieron todo lo que no tenían que hacer”, expresó el ex secretario de Economía de Mercedes. “Después de las PASO se cortaron los pagos”, aseguró.

Tras un minucioso análisis de la “herencia provincial”, el ministro de Obras Públicas y Transporte de la provincia de Buenos Aires, Agustín Simone, aseguró que en la provincia hay “161 obras paralizadas que al 31 de diciembre de 2019, significaba un costo de $6.500 millones” y “otras 100 obras que están neutralizadas, lo que significa que se dejaron de ejecutar y se suspendieron por mutuo acuerdo”, lo que tiene “una estimación de $5.100 millones, que no es deuda, pero que está ahí y que en algún momento habrá que desembolsar”. “Hoy estamos rearmando los objetivos teniendo en cuenta la escasez de recursos y las necesidades más urgentes”, indicó el ex titular de la cartera de Hacienda del municipio de Mercedes. Simone destacó que “cada dos meses tenemos un nuevo proceso de redeterminación de precios. Hoy estamos con 700 procesos de ese tipo en las obras en curso, sin plata y con una buena cantidad paralizadas. A eso le sumamos intendentes y proveedores que reclaman que desde agosto de 2019, después de las PASO, se cortaron los pagos”. Acota el ministro con fuertes lazos en el plano político local, que “como si esto no fuera suficiente, insólitamente y a sabiendas que estaban en esa situación con problemas de pago, en agosto firmaron obras nuevas y pagaron adelantos financieros. Ahora tenemos que muchos municipios vienen y me dicen que recibieron sólo el 20% y necesitan un pago por esas obras. Hicieron todo lo que no tenían que hacer”, enfatizó. En tal sentido Simone sostuvo ante la prensa: “Vamos a priorizar lo que está parado. Primero lo que ya tiene financiamiento asignado, en especial el grado de avance. También vamos a ver la ecuación costo/beneficio. Hay viviendas que están al 90%, que con muy poco se entregan”, señaló. “También hay obras urgentes, hay un municipio en donde le tiraron el puente para una obra y no le hicieron un nuevo y tuvo que ir el Ejército y poner uno Bailey, eso hay que solucionarlo rápido. Tenemos un gran desafío con la Ruta 11 y la 6 que hay que buscar fuentes de financiamiento en el exterior”, detalló. Para finalizar, Simone indicó que “lo que queda claro es que las obras de montos muy alto y bajo porcentaje de ejecución van a ser puestas bajo la lupa y las vamos a analizar con detenimiento”.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre