El encuentro que se registró el pasado jueves expuso a la dirigencia sindical a una inesperada pulseada. El ex delegado Fabián Díaz recibió un respaldo mayoritario ante el revés del Dr. Simón Bruschi que también fue puesto a consideración.

El pasado jueves por la noche en la sede de la AEFIP, la mesa sindical de Mercedes se reunió con el objeto de determinar cuál sería la propuesta que le presentarían al Intendente Municipal para designar un nuevo delegado del Ministerio de Trabajo. El encuentro que se concretó en la sede del gremio impositivo tuvo algunos desencuentros que dejaron algunas heridas abiertas en el movimiento sindical que componen gremios alineados con la CGT, otros con la CTA y hasta movimientos sociales. De hecho la representante del sector cuando se concedió un espacio en la lista de concejales del intendente Ustarroz, fue la Dra. Aldana Chávez, quien actualmente ocupa una banca en el Bloque del Frente de Todos. Los representantes de diferentes organizaciones gremiales se reunieron  para decidir a quién iban a proponer como el reemplazante de Jorge Retegui en el organismo provincial que funciona en la calle 25. Aseguran que no fueron pocas las entidades que faltaron a la cita. Mientras algunos esperaban entendimientos sin sobresaltos no faltaron aquellos que se quejaron por lo que entendieron como  intromisiones de sectores políticos partidarios a punto tal que se produjo una compulsa entre tres candidatos y a viva voz y frente a ellos, tuvieron que tomar una decisión que quedará a referéndum del titular del Ejecutivo. Así fue la mecánica adoptada en otras ciudades, como por ejemplo en Chivilcoy, donde el poder político le bajó el pulgar a los gremios. La reunión, para algunos, tuvo un desenlace inesperado, puesto que en las horas previas sonaban cuatro candidatos diferentes. Uno propuesto por el representante de Luz y Fuerza, otro por la UOCRA, un tercero que propiciaba la UOM y el cuarto que venía de la mano del gremio de Comercio. “No se manejó bien esta designación, se expusieron nombres y se sometió a las organizaciones a una pulseada innecesaria”, comentó tras el encuentro uno de los sindicalistas. La votación, con representaciones de organizaciones que en algunos casos no tuvo a sus rostros más visibles, terminó designando al ex delegado como nuevo funcionario ministerial: el Dr. Fabián Díaz. Díaz ocupó la delegación del Ministerio durante la gestión de Carlos Selva, aunque en aquella oportunidad asumió en presencia del propio Juan Ignacio Ustarroz que era concejal y hasta el Diputado Provincial Alberto “Cucho” España. El por entonces ministro de Trabajo de la provincia, Oscar Cuartango, fue quien lo puso en funciones en un acto donde el intendente de aquellos días dejó entrever cierta disconformidad con el modo en que se había tomado la decisión. Hasta bien entrado el 2016, Díaz estuvo al frente del organismo. Ya con María Eugenia Vidal como gobernadora, se designó a Jorge Retegui, quien ahora aguarda que los trámites administrativos sigan su curso camino a un reemplazo que en principio dependerá de la venia del actual jefe comunal.

Cotizaciones

Casi como si se tratara de la cotización de acciones en bolsa, durante las semanas previas al encuentro los diferentes nombres que se barajaban iban subiendo y bajando en cuanto a sus chances. Ciertamente Fabián Díaz fue siempre uno de los nombrados, aunque en algunos momentos se escuchó decir que por ser referente del gremio de Comercio, un sector que históricamente ha tenido este espacio, corría el riesgo de no estar en los planes. Apareció en escena el Dr. Iglesias Berrondo, un abogado vinculado al gremio de la construcción, como también el Dr. Javier Pafundi, propuesto en principio por los metalúrgicos. En los últimos días había tomado cuerpo un nuevo nombre, esta vez bajo el respaldo del gremio de Luz y Fuerza conducido por Mario Viñales. Se trataba del Dr. Simón Bruschi. Parecía número puesto, especialmente por el peso que se presume dentro del esquema sindical del titular de la seccional lucifuercista. Pero lo que parecía un trámite terminó siendo una pulseada. Las acciones de Díaz volvieron a cotizar en alza y se llegó a la reunión con dos candidatos, sin Pafundi ni Iglesia Berrondo. En la reunión apareció un tercero propiciado por un grupo de trabajadores autoconvocados del Hospital. Mientras el encuentro se desarrollaba en el primer piso de la sede sindical, Díaz y Bruschi aguardaban el llamado de la asamblea para explicar sus intenciones de cara al futuro cargo. Ambos expusieron, pero no tardaron mucho en develar que la candidatura de Díaz iba a imponerse sin inconvenientes ante la sorpresa de algún sector. Algunos dirigentes se vieron en la obligación de decidir sobre uno u otro, algo a lo que no querían exponerse. Pero las circunstancias lo llevaron a ello. A punto tal que hasta se propuso allí mismo que en caso que se concrete un viejo proyecto, anhelado por diferentes gestiones como es el desembarco de una delegación del Ministerio de Trabajo de Nación a Mercedes, su titularidad quede en manos de Bruschi. Pero para la noche con vencedores y vencidos tan solo parecía un premio consuelo sin demasiadas garantías. Díaz se llevó casi el apoyo total de los gremios participantes, pero en el camino quedaron heridos. El tiempo dirá si este encuentro dejó heridas abiertas.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre