La concejal Evangelina Cabral cuestionó a la ex presidenta por su cercanía al oficialismo en las votaciones del HCD. Dijo que se fue del Bloque por cuestiones personales y no políticas. Viñales se sintió agraviada y sostuvo que la mesa chica de la alianza a la que pertenecía era “miope”.

El viernes por la mañana el Bloque de concejales de Juntos por el Cambio llevó adelante una conferencia de prensa donde abordaron temas relacionados con la ampliación de Presupuesto, el Cálculo de Recursos y Gastos del ejercicio venidero y la Ordenanza Fiscal e Impositiva que iba a tratarse horas más tarde. En el comienzo mismo del encuentro con los medios, la concejal Evangelina Cabral, quien ha sido la voz cantante en todas estas cuestiones, antes de pasar al detalle de las cuestiones formales y administrativas del trabajo legislativo le dedicó unas palabras a su ex compañera de bancada Sabrina Viñales, quien se alejó de Cambiemos y conformó su bloque unipersonal. “Hay una concejal que es adelantada ya que en agosto abandonó el Bloque, se dijo opositora pero no sabemos a quién es opositora, porque acompaña todas las propuestas del intendente y queremos aclarar esto porque nos parece importante que desde agosto por cuestiones personales, no por cuestiones políticas, por personalismo, ha dejado de estar en nuestro Bloque”, sostuvo la contadora. Al Partido FE no le cayó en gracia la mención y hasta evaluó la posibilidad de plantear una cuestión de privilegio para con la edil. No obstante se consideró que tal cuestión no era conducente en una Asamblea de Mayores Contribuyentes como la que ocurrió el viernes, por cuanto Viñales solo decidió responder a través de un escrito. Aclaró que por su temperamento prefería leer antes que expresarse sin ese borrador. Temía tal vez “irse a la banquina” dado que se la notaba visiblemente molesta.

Falta de respeto

“Realmente me siento agraviada, desconsiderada, se me ha faltado el respeto reiteradamente y, sinceramente, estoy muy enojada. Por ese motivo me tomo la licencia de leer este mensaje, ya que no quiero que la bronca y la pasión con la que hago política me jueguen una mala pasada y me hagan decir lo que no quiero decir”. Así comenzaba su alocución la ex presidenta del cuerpo. “Tengo la obligación de plantear esta cuestión porque ha habido expresiones de algunos miembros del Bloque Cambiemos que han llevado nuestras diferencias políticas a un nivel que considero absolutamente inaceptable y cuyo más contundente rechazo quiero dejar sentado en actas de esta sesión para conocimiento de la ciudadanía”, agregó en relación a los dichos de Cabral (sin mencionarla de manera personal) en la conferencia de prensa que se había registrado horas antes. Entre sus deseos consideró que debía elevarse el nivel político del funcionamiento del Cuerpo Legislativo, aclaró que estaba fuera de la grieta. “No podemos ser parte de una oposición dispuesta a todo para hacer fracasar al Gobierno de turno. Dispuesta incluso a trabar el funcionamiento institucional, dispuesta a no dar quórum, a no trabajar los proyectos en las Comisiones Legislativas, a cobrar sus dietas sin venir a trabajar o a pretender cobrar un bono pensado para los trabajadores municipales que sí trabajan todo el año”, disparó. Cuestionó el trato recibido cuando era parte del Bloque de Cambiemos, señaló que no la dejaban expresar ni participar y declaró que no estaba dispuesta a acatar las decisiones de una mesa chica a la que consideró políticamente “miope”.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre