El pasado lunes fue la Sesión Preparatoria. Cuando se presumía que todo iba a salir por unanimidad la discusión de la Presidencia se destrabó por la decisión de la consejera Soledad Alfredo que prestó su apoyo al oficialismo. Duras expresiones de José Pisano.

José Luis Pisano es el nuevo presidente del Consejo Escolar. Así quedó establecido en la Sesión Preparatoria que se llevó adelante el pasado lunes en la sede del organismo. Si bien la noticia circulaba desde hace algunas semanas como un hecho probable, pocos eran los que arriesgaban que el modo en que iba a darse iba a ser como realmente pasó. Pues lejos de encontrar consensos las fuerzas que lo integran no pudieron establecer reglas y pautas para llevar a cabo lo que supuestamente querían pocos minutos antes de iniciar el acto. “Todos los cargos van a ser por unanimidad”, habrían acordado. Pero cuando comenzaron a sesionar Pisano ya no contaba con el apoyo de Juntos por el Cambio. Y a priori podría decirse que esto iba a significar que por tener cuatro consejeros, iba a quedarse con la Presidencia. Sin embargo una de sus consejeras acompañó al referente de Todos para permitir que se queden con la Presidencia y la Tesorería, en la persona de Florencia Comalini, consejera electa en los comicios de octubre pasado. El 4 a 2 se convirtió en 3 a 3 y el espacio político ganador de las elecciones se quedó con el lugar que hasta el 10 de diciembre tuvo Cambiemos con Ana Darritchon.  Soledad Alfredo es el nombre de la consejera de Juntos por el Cambio que votó a favor de la propuesta del frente de Todos. Desde el oficialismo hablan de contención, desde Juntos por el Cambio la acusan de acuerdos “por abajo” y de haber saltado al kirchnerismo. Los consejeros escolares arrancan su mandato en un escenario de paridad de fuerzas.

Presidente

Pisano había tenido un respaldo público del sector docente. Por redes sociales y algunas otras vías, habían expresado que pretendían que el consejero que fue reelecto sea el titular del Consejo Escolar de Mercedes. La afinidad con el nuevo Gobierno provincial era un argumento de peso. Pero era solo una expresión de deseo porque esos docentes no iban a tener voz ni voto en la Preparatoria. Hasta el mismo lunes en la mañana hubo conversaciones. El propio José Luis Pisano relataba lo sucedido sin rodeos. “No había confirmaciones de nada, era el día a día… pero lo del lunes fue llamativo, cuarenta minutos antes de la sesión preparatoria los consejeros de Cambiemos me dijeron que todo salía por unanimidad, y la verdad es que en pleno proceso de la Sesión Preparatoria salieron proponiendo como candidato a presidente a Daniel Ivaldis. Termina de cerrarme un círculo de las características de esta gente que tiene que ver con que no pueden mantener su palabra ni siquiera 40 minutos… Lo digo con bronca, tenían intención de seguir manejando el Consejo Escolar con el objetivo de tapar todos los quilombos que estuvieron haciendo este año… Porque el mismo Ivaldis y los que los votaron no conocen las escuelas, no han visitado las escuelas en estos dos años… Ahora lo puedo expresar abiertamente”, disparó. A la vez rescató a la consejera Alfredo de quien sostuvo, “tuvo coherencia política y coraje, que no solo mantuvo su palabra y que mantuvo una lógica política que Cambiemos no quiere entender, respetar la voluntad popular y hasta el acompañamiento de los docentes que son con quienes nosotros trabajamos… Yo rescato el valor de jugársela con todo con todos los problemas que le va a generar a nivel interno… Y sinceramente siento el orgullo que el resto no me haya votado”, agregó. Solo en la Presidencia de produjo este desequilibrio. El resto de los cargos fueron votados por unanimidad: Comalini (tesorera), Alfredo (secretaria) e Ivaldis (vicepresidente).

Improvisación

Para el flamante presidente del Consejo hubo mucha improvisación por parte de la oposición. Comenta que le habían ofrecido la Tesorería a Ivaldis para generar un contrapeso necesario, “el presidente y el tesorero que son los que manejan los fondos, nos parecía democrático… Pero después dijeron que ninguno quería ser tesorero. La ofrecimos pero no la quisieron… La relación política que tenemos con Soledad (Alfredo) es diferente con el resto. Ella fue secretaria durante estos dos años y no le permitieron firmar documentación que tenía que firmar… Yo soy de los que cree que hay cerrar grietas. Pero hay cuestiones políticas que van a ser muy difíciles de discutir a pesar que los invitamos a todos trabajar colectivamente. Esta gente es la improvisación al mando del poder… para nosotros la militancia política tiene que ver con la transformación de la realidad de la gente, y para la mayoría de los integrantes de Cambiemos es un hobbie… es una opinión personal”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Pone tu comentario
introduzca su nombre